EVTV
Destacados

ABC: Timoteo Zambrano, el anfitrión caraqueño de Rodríguez Zapatero

El expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, calificado como el «lobista de Maduro» por el presidente interino Juan Guaidó, llevaba varias tareas en su agenda política cuando fue invitado junto a Juan Carlos Monedero para observar las elecciones regionales y locales del pasado domingo en Venezuela.

Además de «blanquear la farsa de los comicios», según Guaidó, donde el chavismo se alzó con 20 de las 23 gobernaciones, Zapatero quiso darle un voto de confianza al régimen en su nuevo giro que ha dado con la apertura económica y el maquillaje electoral para solicitar el levantamiento de las sanciones que pesan contra Maduro.

«La oposición venezolana ahora es más plural, hay que confiar y apoyar a Venezuela, confiar en todas las organizaciones políticas para que mañana haya paz y diálogo», dijo el expresidente español en sus declaraciones a la prensa

Para mejorar su imagen, la administración de Maduro ha dado algunos pasos como la incorporación de dos rectores independientes, conservando tres de los suyos para mantener el control del Consejo Nacional Electoral (CNE), y algunas concesiones como rehabilitar la tarjeta de la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) para estimular la participación de la oposición. Sin embargo, las mejoras no han sido suficientes. El sistema electoral venezolano –donde el gobierno siendo minoría recibe la mayoría aplastante de las gobernaciones– sigue siendo fraudulento y nada justo ni transparente a decir de los líderes opositores y de los observadores de la Unión Europea, que en su informe afirman que no hay garantías electorales.

Cicerón y mediador

Otra de las tareas de Zapatero en Caracas ha sido la de convencer a la administración chavista de incorporar a Timoteo Zambrano como parte de la delegación opositora en las conversaciones con el régimen cuando se reanuden próximamente en México.

En los últimos años Zapatero ha viajado unas 40 veces a Caracas donde ha sido mediador o facilitador de tres intentos de dialogo fallidos. Ser un visitante tan asiduo le ha llevado a decir que ya «me siento como un venezolano más».

También ha cultivado muchas relaciones en el mundo político nacional, entre ellos, con Timoteo Zambrano que es el cicerón y mediador para sus contactos. ABC le ha llamado varias veces pero no ha querido responder a las llamadas.

Zambrano es un politólogo de profesión, licenciado de la Universidad Central de Venezuela (UCV). En 1998 fue elegido diputado al parlamento, actual Asamblea Nacional. Ha militado en Acción Democrática, partido político del que ocupó la secretaría general, y luego en Un Nuevo Tiempo (UNT), fundado por Manuel Rosales. Ahora es un aliado del chavismo como miembro de la Alianza Democrática que participó en las legislativas de 2020, no reconocidas internacionalmente.

Formó parte de la mesa de negociación y acuerdo entre opositores y oficialistas, promovida por la Organización de Estado Americanos (OEA) en el año 2002 debido al paro petrolero. Perteneció al Parlamento Latinoamericano de 2000 a 2005 y de 2011 hasta la actualidad. Fue director de la comisión de asuntos internacionales del comando de campaña presidencial de Manuel Rosales en el año 2006.

El 6 de enero de 2017 dejó la mesa de diálogo entre oposición y gobierno, después de que dos partidos opositores vetaron su candidatura para presidir la Asamblea Nacional. El 4 de septiembre de 2019 Zambrano calificó de delicado el hecho de que las negociaciones en Barbados, entre los representantes de Guaidó y Maduro, estén paralizadas.

Más información en ABC