EVTV
Destacados

Abogados de Trump: El “impeachment” es un “teatro” armado por los demócratas

Los abogados que representan el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desestimaron, este lunes, el juicio político que se desarrollará contra el ex primer mandatario, a partir de este martes, 9 de febrero.

 

A través de un documento de 78 páginas, la defensa del magnate calificó el “impeachment” como un “teatro” que ha sido elaborado por los demócratas que controlan la Cámara de Representantes y, desde el pasado 20 de enero, el Senado.

 

“Ceder al hambre de los demócratas por este teatro político es un peligro para nuestra República”, expresaron Bruce Castor, David Schoen y Michael van der Veen, los juristas que tienen la responsabilidad de demostrar la inocencia del ex titular del Despacho Oval.

 

Trump, quien dejó la Presidencia hace 20 días, fue imputado con el cargo de “instigación a la insurrección”.

 

La acusación nació poco después del 6 de enero. Aquél día, cientos de manifestantes que apoyaban al ex mandatario ingresaron a la sede del Congreso, con la intención de evitar que se certificara la victoria electoral del presidente Joe Biden.

 

Los proponentes del señalamiento creen que Trump, para ese momento presidente de Estados Unidos, alentó a la turba durante un discurso que ofreció, horas antes, en las adyacencias de la Casa Blanca.

 

Según grabaciones compartidas por los medios de comunicación, el multimillonario pidió a sus partidarios marchar hasta el Capitolio para impedir que se validara el triunfo de Biden.

 

El asalto al Congreso ocasionó destrozos materiales, pero también finalizó con un saldo negativo de cinco víctimas mortales. A pesar de ello, los abogados que defienden al ex jefe de Estado creen que es “ridículo” procesar a un ciudadano que podría ser expulsado “de un cargo que ya no ocupa”.

 

A pesar de tal consideración, especialistas en Derecho Constitucional y conocedores de la Carta Magna estadounidense creen que el proceso es más que viable, pues el supuesto delito y la acusación posterior se produjeron cuando el magnate aún estaba a la cabeza de la Presidencia.