EVTV
Destacados

Advierten que el mayor banco de Rusia está cerca de quebrar por el retiro masivo de depósitos

La filial europea de Sberbank, el mayor prestamista de Rusia, se enfrenta a la quiebra, según advirtió este lunes el Banco Central Europeo, luego de que los ahorristas exigieran depósitos, mientras el impacto financiero de la invasión rusa de Ucrania se extendía por el continente.

El banco central dijo que la filial de Sberbank, Sberbank Europe, y otras dos filiales estaban más cerca de la quiebra, después de “significativas salidas de depósitos” vinculadas a las “tensiones geopolíticas”.

El BCE dijo que es probable que el banco no pueda pagar sus deudas, mientras que la Autoridad del Mercado Financiero de Austria impuso una moratoria a Sberbank Europe, que tiene su sede en el país, indicó Reuters.

Por otra parte, Deutsche Boerse, el operador bursátil alemán, afirmó que suspendía la negociación de una serie de valores de emisores rusos con efecto inmediato. La lista incluye a Sberbank y VTB Bank.

Las medidas reflejan el impacto de las sanciones sobre los bancos rusos, así como las repercusiones en todo el sistema financiero europeo, indicó Reuters.

“Hemos desencadenado una carrera de este tipo de bancos”, expresó Hans-Peter Burghof, profesor de la Universidad de Hohenheim.

Los bancos y sus abogados se apresuran a evaluar el impacto de una nueva oleada de sanciones y el destierro de los grandes bancos rusos del principal sistema mundial de pagos SWIFT en sus negocios.

En tanto, el banco británico HSBC comenzó a reducir sus relaciones con una serie de bancos rusos, incluido el segundo más grande, VTB, según un memorando que analizó Reuters, a medida que las instituciones financieras empiezan a aplicar restricciones en Rusia.

En este contexto, las acciones de los principales bancos se hundieron y el sector bancario europeo cayó un 5,5%, lo que supone una caída más pronunciada que la del índice Euro Stoxx, del 2,3%.

La agitación de los mercados se produjo cuando las fuerzas de invasión rusas se apoderaron de dos pequeñas ciudades del sureste de Ucrania y de la zona que rodea a una central nuclear, al tiempo que se agudizaba el aislamiento diplomático y económico de Moscú. Rusia califica sus acciones en Ucrania de “operación especial”.

Los bancos con operaciones significativas en Rusia fueron los más afectados. El banco austriaco Raiffeisen Bank International cayó un 15%, ya que dijo que estaba trabajando en el impacto de las sanciones. A su vez, Societe Generale perdió un 10,7%, y UniCredit bajó un 8%.

El alemán Deutsche Bank, que abrió una nueva sede en Moscú en diciembre, bajó un 8,5%.