EVTV
Destacados

Agentes cubanos imparten clases de tortura con víctimas venezolanas, según Instituto Casla

Funcionarios del régimen de Nicolás Maduro son entrenados por agentes cubanos en métodos de tortura y en algunos casos torturando a venezolanos directamente, según el último informe del Instituto Casla.

El Nuevo Herald

Los agentes cubanos han enseñado a los agentes de Venezuela cómo ejecutar una exitosa sesión de tortura, dijeron exfuncionarios venezolanos entrevistados por Casla para elaborar el estudio sobre los crímenes de lesa humanidad perpetrados en Venezuela durante el 2021.

El entrenamiento impartido por los cubanos muestra, entre otras cosas, como determinar cuál es el límite hasta el cual se puede torturar a una víctima sin provocarle la muerte.

“En el caso de las torturas a presos políticos [venezolanos], algunos han quedado prácticamente muertos, pero han logrado que revivan. Todo esto bajo el terror psicológico que los demás detenidos sufren cuando escuchan los gritos de la víctima o el movimiento apresurado de los funcionarios que ven que se les puede morir la persona torturada”, resalta el informe.

Pero los agentes de la isla no se limitan a impartir instrucciones.

“Los cubanos bajan a las celdas de tortura, y observan, y cuando ven que los funcionarios no consiguen sacarle nada, se meten al cuarto y comienzan a hacerle preguntas a la víctima”, describe uno de los testimonios recogidos.

“Cuando ellos veían que la víctima no respondía a las preguntas que ellos hacían, ellos mismos tomaban el objeto para torturar y se volvían locos y comenzaban a pegar, a torturar a la víctima, sin importarle nada, como si ellos fueran funcionarios” de la inteligencia venezolana”, sostuvo antes de añadir que los agentes cubanos por lo general andan vestidos de civil para tratar de pasar desapercibidos.

Pese a los esfuerzos por enseñar los límites, algunas de las víctimas del régimen han muerto bajo las sesiones de tortura, algunas de ellas incluso colapsando en los tribunales por los efectos de las lesiones sufridas.

El informe de 43 páginas también señala que agentes de los servicios de inteligencia del régimen de Caracas operan con total impunidad en Venezuela, cometiendo todo tipo de acciones atroces sin temer represalias de sus superiores.

En uno de los testimonios recogidos, un oficial venezolano describió como coroneles cubanos impartían instrucciones a los jefes del DGCIM sobre la importancia de la ‘neutralización’ de “aquellas personas que hicieran cualquier clase de comentarios en contra del gobierno dentro de la oposición y en las bases y fuertes militares”.

Asimismo, los agentes cubanos han impartido instrucciones sobre cómo documentar las acusaciones falsas, a través de la siembra de armamento, teléfonos, armar grupos de WhatsApp conspirativos, mensajes falsos de texto, todo para incriminar a las personas que querían neutralizar”, señala el informe en base a los testimonios recogidos.

Otra de las técnicas enseñadas por el personal cubano es la de recoger y llevar hasta las instalaciones de los familiares de las personas que están siendo interrogadas para motivarles a declararse culpables.

Los funcionarios venezolanos han sido entrenados sobre métodos crueles de entrevistar a sus víctimas para que se incriminen bajo coacción, en ocasiones declarándose culpables sin que en realidad hayan cometido algún tipo de delito.

Según dijeron los entrevistados, el manual de contrainteligencia utilizado en Venezuela fue elaborado en Cuba y los agentes de la isla promueven su uso resaltando la utilidad que ha demostrado tener en la isla.

Más información en El Nuevo Herald.