EVTV
Destacados

Al menos 800 efectivos de seguridad ingresaron a la Cota 905 para dar de baja a la banda del «Koki»

Las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), conocidas como el grupo de exterminio del régimen chavista por cometer crímenes como ejecuciones extrajudiciales, ingresaron la mañana de este viernes 9 de julio en las colinas de la Cota 905 para dar de baja a las bandas criminales lideradas por Carlos Luis Recete, alias “Koki”, quien desde el miércoles lleva a cabo jornada en de violencia en el centro y oeste de Caracas.

“Haciendo historia, Operación Liberación del Pueblo, Cota 905, venimos en batalla”, se oye decir a uno de los oficiales que registra con su cámara la subida de un vehículo blindado que desplaza a un automóvil aparcado sobre la calle que sube el cerro.

Entre gritos y pedidos de cuidado, el vehículo debe dar marcha atrás y evita chocar contra la ladera, para luego continuar avanzando con la unidad de infantería que lo sigue.

“Vamos para adelante”, celebra entonces el funcionario que la sigue. Se aprecia desde su punto de vista el panorama de una Caracas nublada, no solo por el cielo encapotado sino por una humareda que se eleva desde lo alto del cerro que está trepando la unidad de la fuerzas de seguridad, reseña un vídeo difundido por Infobae.

El diálogo entre ellos continúa, señalan probables lugares “tomados” y el vídeo se corta cuando retoman la marcha con precaución entre las precarias viviendas de alrededor y la ladera.

Si bien los uniformados tratan de darle épica a su incursión, muchos caraqueños recuerdan que no es la primera vez que se realiza. La última vez fue hace algo más de un mes, cuando tras una operación en la que “se tomaron algunas fotos y se fueron”, según fuentes de la zona.

La información inicial se dio a conocer por el periodista Romás Camacho quien señaló que hay 800 efectivos de seguridad para este operativo, que busca retomar el control de una ciudad que se ha visto envuelta por el terror en la jornada del jueves.

Durante la noche y la madrugada de este viernes se sucedieron los tiroteos en diferentes partes de la capital de Venezuela.

Hubo un apagón en la zona de la Cota 905, atribuido a una estrategia de las fuerzas de seguridad para complicar la logística de los criminales. El intercambio de disparos tiroteo se intensificó después que se produjo un corte de luz, pasada la media noche, en las zonas donde operan los delincuentes.

El cruce armado comenzó en la tarde del miércoles y mantiene en alta tensión a toda la zona oeste de Caracas. Las informaciones que se manejaban hasta el jueves por la tarde indicaban ocho muertos, aunque las autoridades del régimen han guardado silencio en cuanto al balance de fallecidos y heridos. Al menos dos de los fallecidos son policías.