EVTV
Destacados

ALERTA | Solo 2% de los venezolanos se han vacunado contra la COVID-19

El portal web La Prensa realizó un artículo exponiendo que solo 2% de los venezolanos han sido vacunados contra la COVID-19, en medio de aumento de casos de y de decesos por esta patología.

Entre el sector privado y el desconeto de los jóvenes, se abrió las crifras más altas contagiados y a mayor riesgo de contraer la variante brasileña, una cepa más infecciosa y agresiva con una rapidez que puede consumir al paciente. El día 4 de abril captó la atención del régimen con el récord de la data más alta en todo el año de pandemia, de 1.786 casos y luego la organización Médicos Unidos de Venezuela registró 442 personal sanitario fallecido.

Mientras a final de marzo, Colombia ya superaba los 2 millones de vacunados, el esquema inicial criollo apenas se acercaba al 1.5%. Una cuenta que no le cuadra a José Félix Oletta, exministro de Salud, ante la confirmación de 250 mil inmunizados en los primeros 45 días. Un avance a cuentagotas para alcanzar ese 70% necesario para la inmunización de rebaño y que debería cubrir 30 millones de dosis. Con ese pronóstico de tiempo, advierte que se podría extender a una espera de hasta siete años. De allí, la procura de un abanico de vacunas y garantizar mayor cobertura.

La gravedad del asunto fue discutida el pasado viernes entre representantes de varios hospitales y la directiva de la Federación Médica Venezolana. Su titular Douglas León Natera confirmó que el punto central fue la exigencia de la vacunación masiva para todo el personal sanitario en el país.

«No se puede centralizar y tener la prioridad para el gobierno, sus allegados y para el 95% de los cubanos, de quienes no se tiene certeza si todos son médicos», denunció mientras apenas hace pocos días fue que empezó la aplicación en el hospital de Los Magallanes de Catia y la semana pasada aún sin indicios en El Algodonal de Caracas.

Por otra parte, Deyanira Gentille, representante del Colegio de Médico de Lara, sostuvo que «ee debe dejar entrar a la AstraZeneca, considerando lo fuerte del virus y que la mayoría de nuestra población está desnutrida, que puede comprometer la respuesta del sistema inmunológico».

Les preocupa tanto, ante al caso de familias con varios integrantes hospitalizados o en aislamiento domiciliario. Pero al ver la realidad, caen en cuenta que no se ha terminado con la primera línea de priorizados, como lo es el personal sanitario tanto público como privado.

Ante el anuncio de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, de que la vacunación masiva arrancaría formalmente en el segundo cuatrimestre de 2.021, las reacciones empezaron por el recordatorio del riesgo a mayor contagio, cuando debería ser un esquema paulatino.

«No se puede esperar hasta agosto porque el pico de la curva sigue subiendo», advirtió Luzmila Leal, desde Médicos Unidos en Lara y exigiendo el acceso inmediato de las vacunas AstraZeneca. Recordó que a mayor posibilidad, más alcance de la vacunación.

Las críticas también se volcaron a la confirmación del Ejecutivo nacional sobre la elaboración de la vacuna cubana Abdala en un laboratorio de Caracas. Sin mayores detalles, del tiempo ni las dimensiones, por lo que los expertos empiezan a cuestionar que Venezuela no cuenta con la capacidad de producción de esta línea.

Tal como lo confirma, Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana (FMV), ante el déficit de expertos en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y la duda de la capacidad en equipos de alta tecnología.

«No se puede producir en Venezuela. No lo han hecho y menos en estas circunstancias», recalca Huniades Urbina desde la Academia de Medicina, al aplaudir esta probabilidad con las debidas condiciones y sin quedarse en falsas expectativas.

Denuncia el engaño con una promesa de 10 millones de vacunas a final de 2.020, cuando las 600 mil dosis han sido suministradas de acuerdo a ciertos privilegios. Para el abogado y defensor de los derechos humanos, Rafael Narváez, se trata de una estructura de poder que viola la norma de la Organización Mundial de la Salud (OMS), acerca de la accesibilidad a la inmunización en esta segunda ola de rebrote del Covid 19.

«Así se conduce al pueblo a un contagio exponencial y con el riesgo a muerte, considerando que los hospitales públicos tienen fallas».

Influencia empresarial

Cuando se trata de unir fuerzas, el sector empresarial también se puso a disposición con la propuesta de vacunas para los trabajadores con seis millones dosis. Un esfuerzo con el apoyo de la empresa Meditron, además de la coordinación de la Academia Nacional de Medicina, Fedecámaras y Médicos Unidos de Venezuela.

Dicha alternativa contempla un primer lote de tres millones de personas, al contemplar la segunda dosis y de las cuales 20% estará destinado al grupo más vulnerable. Dicha disposición descarta un interés mercantilista, porque la aplicación será gratuita para los trabajadores y demás beneficiarios, como compromiso y responsabilidad social empresarial, según indicó Ricardo Cussano, presidente de Fedecámaras. El costo de cada dosis no implica ganancia cuya importación requiere que los permisos sean aprobados de forma inmediata, los salvoconductos del personal y vehículos adecuados de distribución.