EVTV
Actualizados

Aló Buenas Noches | Venezolanos en España en peligro de deportación

Rodrigo Diamanti, presidente de Un Mundo Sin Mordaza y director del Observatorio de Crímenes de Lesa Humanidad, manifestó sentirse preocupado de que cualquier venezolano perseguido por el régimen de Nicolás Maduro que viva en España, pueda ser solicitado y enviado a Venezuela para ser blanco de torturas.

Diamanti expuso el caso de Ernesto Quintero, un venezolano al que pretenden deportar de España y por el cual se ha hecho todo un movimiento internacional, que ha generado pronunciamientos hasta de las Naciones Unidas. Contó que Ernesto Quintero trabajaba como técnico en una Casa de Bolsa, no era una persona con una posición de autoridad y sin embargo, el régimen ha hecho mucha presión para lograr su deportación y establecer un precedente. «Si deportan a un venezolano que ha sido solicitado por el régimen, luego lo pueden hacer con cualquier otro activista o algún disidente», alertó en el programa Aló Buenas Noches con Carla Angola.

Para el presidente de Un Mundo Sin Mordaza el régimen de Nicolás Maduro está apostando a abrir esa puerta de deportaciones, para que todos los perseguidos venezolanos se vean en ese espejo y no quieran seguir luchando desde el exterior, «porque saben que en cualquier momento, un país que debería ser un aliado, lo puede deportar a Venezuela donde todos sabemos cuál es el destino que le espera», expresó.

A su parecer, el que haya sido demostrado que en Venezuela se tortura y sea reconocido en innumerables informes en las Naciones Unidas, y además haya una investigación en la Corte Penal Internacional en materia de justicia por el crimen de lesa humanidad de tortura como patrón de Estado; son motivos suficientes para impedir que venezolanos como Ernesto Quintero sean deportados.

Rodrigo Diamanti se preguntó cómo un Estado miembro del Estatuto Rojo y miembro de la Corte Penal Internacional, va a deportar a un venezolano que fue detenido por temas políticos y sobre todo cómo lo va a enviar a Venezuela «cuando está comprobado que en las cárceles venezolanas se tortura a la gente perseguida por el régimen».