EVTV
EE.UU

Biden designa a un crítico de las tecnológicas al mando de unidad antimonopolio

El presidente Joe Biden designó el martes a un destacado crítico de las nuevas tecnologías para encabezar la división antimonopolio del Departamento de Justicia, en otra señal de movimientos agresivos para contrarrestar el dominio de las principales empresas de Silicon Valley.

Jonathan Kanter, un abogado que ha representado a firmas que desafían las plataformas tecnológicas, encabezaría la división encargada de manejar una serie de casos contra las firmas tecnológicas más grandes por presuntos abusos de monopolios.

La nominación de Kanter, que debe aún ser confirmada por el Congreso, sigue al nombramiento de Lina Khan, una defensora de la división de las mayores empresas de tecnología, para encabezar la Comisión Federal de Comercio, que también participa en la aplicación de las leyes antimonopolio.

Una declaración de la Casa Blanca calificó a Kanter como “un destacado defensor y experto en el esfuerzo por promover una política de competencia y una aplicación de la legislación antimonopolio sólida y significativa”.

Kanter ha representado a empresas como Yelp y Spotify, para las cuales gigantes tecnológicos como Google y Apple han utilizado prácticas desleales para suprimir la competencia.

También representó a News Media Alliance, según la cual las grandes plataformas han obstaculizado a las empresas de medios.

Como exabogado de la FTC, formó recientemente su propia “firma de abogados antimonopolio que aboga a favor de la aplicación de la ley antimonopolio federal y estatal”, señaló la Casa Blanca.

Los primeros indicios de la administración Biden sugieren un mayor esfuerzo en la aplicación de las leyes antimonopolio, en medio de llamados para disolver algunas de las firmas tecnológicas más grandes y exitosas.

A principios de este mes el presidente estadounidense dio a conocer un plan de amplio alcance destinado a inclinar el equilibrio de poder lejos de las corporaciones y redirigirlo a “los más pequeños”.

Biden describió la iniciativa como un cambio de lo que llamó el “experimento de 40 años de Washington de permitir que las corporaciones gigantes acumulen más y más poder”, cuando firmó una orden ejecutiva que ordena cambios a todos los niveles, desde la venta de audífonos hasta la divulgación de las tarifas de equipaje de las aerolíneas.

“Tenemos que volver a una economía que crezca de abajo hacia arriba”, dijo.

La orden, muy elogiada por los defensores de los consumidores pero criticada de manera mordaz por grupos de presión de la industria, comprende 72 iniciativas a nivel federal y anuncia la creación del Consejo de Competencia de la Casa Blanca para monitorear los avances de las nuevas normativas.