EVTV
Destacados

Blyde aclaró que no se le dará dinero a Maduro y que el acuerdo social «no es la solución; es un paliativo»

El coordinador de la delegación negociadora de la Plataforma Unitaria, Gerardo Blyde, aclaró este lunes que el acuerdo suscrito en México para crear un Fondo Social con unos 3 mil millones de dólares congelados en el exterior “no es la solución” sino “un paliativo” para atender la emergencia humanitaria compleja que atraviesa el país.

“No es la solución Nadie está diciendo que esta es la solución. Esto es un paliativo. Para la necesidad de Venezuela, 3 mil millones de dólares es muy poco, casi nada”, dijo en entrevista con Román Lozinski en Circuito Éxitos.

Asimismo, indicó que  este dinero no se lo entregarían al dictador Nicolás Maduro,  puesto que será utilizado por las Naciones Unidas en procesos públicos y auditables «por todos».

Blyde también explicó que para llegar a este acuerdo “hubo un trabajo muy minucioso para crear el marco programático, que es un anexo del acuerdo. Con técnicos de ambas partes se determinó cuáles eran las prioridades, cuáles eran los hospitales sobre los cuales se va a invertir el dinero, cuáles son las prioridades para estabilizar al menos el sistema eléctrico”.

Dentro de este orden de ideas, reveló que «viene un proceso de negociación, aún más fuerte», en donde profundizarán los temas políticos en cuanto a «derechos humanos y condiciones electorales».

«Existe gran posibilidad de lograr acuerdos en materia política, institucional, electoral y garantista», precisó, mientras que añadía que «la única herramienta que conozco para lograr un cambio político es la negociación».

El jefe negociador de la oposición aprovechó la entrevista a quienes han criticado que en la negociación en México aún no se hayan abordado temas como la liberación de los presos políticos.

“Había que atender lo urgente para después ocuparnos también de lo importante. No es despreciar ningún tema, pero todos estos temas están en la agenda”, argumentó Blyde.

“Si tienen otra fórmula, otro sistema, otra solución, échenle pichón. Muy fácil es duramente criticar y jamás proponer nada. Siempre destruir lo que otros tratamos de construir. Y no digo que no seamos falibles, somos falibles. Pero esto ha llevado horas de trabajo, días y meses de trabajo para llegar a este punto que nos permite avanzar hacia los presos políticos”, respondió a quienes lo critican.