EVTV
Internacionales

Bolsonaro destituyó al presidente de Petrobras tras recurrentes aumentos en combustibles

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, decidió cambiar al presidente de la estatal Petrobras, Joaquim Silva e Luna, bajo una fuerte presión por los aumentos recurrentes del precio de los combustibles.

La información, filtrada por la prensa brasileña, fue confirmada en la noche por el Ministerio de Minas y Energía, que propuso al economista Adriano Pires, con más de tres décadas en el sector de la energía, como el candidato a sustituirlo.

La designación deberá ser aprobada por el Consejo de Administración de la empresa estatal el próximo 13 de abril, informó el ministerio.

El ministerio también propuso para presidir el Consejo de Administración de la compañía al empresario e ingeniero Rodolfo Landim, que trabajó en la petrolera estatal durante más de dos décadas. Landim es presidente del Flamengo, el club de fútbol más popular de Brasil.

Bolsonaro había nombrado a Silva e Luna, un general de la reserva del Ejército, en febrero del año pasado, disconforme también en ese entonces con los constantes aumentos de precios aplicados por la estatal entonces presidid por el respetado economista Roberto Castello Branco.

El mandatario ultraderechista lleva tiempo criticando la política de precios de la estatal, que ha fijado severos aumentos siguiendo el precio internacional del crudo, lo que ha fogueado la inflación, muy perjudicial para su popularidad antes de buscar la reelección en octubre.

Petrobras aplicó a principios de marzo un aumento de 18,8% al precio de la gasolina y de 24,9% al del diésel ante el «aumento mundial de los precios del petróleo y sus derivados como resultado de la guerra entre Rusia y Ucrania».

Las acciones de Petrobras cayeron 2,63% al cierre de la Bolsa de Sao Paulo este lunes.

– «No va a cambiar mucho» –

Para el economista Alex Agostini, de la consultora Austin Rating, «esos cambios en la gestión de la empresa no son buenos. Es una señal de que hay algo equivocado».

«Pero para el mercado no va a cambiar mucho. Si se confirma que el nuevo presidente será Adriano Pires, un especialista en el área de petróleo y gas, eso traerá estabilidad al mercado financiero», porque difícilmente intervendrá en la política de precios de Petrobras, explicó Agostini a la AFP.

Doctor en Ecomomía industrial por la Universidad Paris XIII, fue entre otras cosas asesor del Director General de la Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles y es fundador y director del Centro Brasileño de Infraestructura (CBIE), una consultora especializada en energía.

Pires se ha mostrado a favor de la política de precios practicada por la estatal.

En una entrevista a la CNN Brasil tras el aumento de principios de marzo, dijo que «no había forma de que Petrobras no subiera los precios, porque la brecha de precios entre el mercado interno y el externo era demasiado grande».

«Esa diferencia estaba empezando a provocar un riesgo de desabastecimiento en Brasil. El país importa el 30% de lo que se consume de derivados del petróleo. Si la brecha es demasiado grande, nadie importa y los stocks ya se estaban acabando», dijo.

Petrobras, cuyo accionista mayoritario es el estado, cerró 2021 con una ganancia récord de 19.875 millones de dólares (106.668 millones de reales).

De acuerdo con la última encuesta de la consultora Datafolha realizada en marzo, el 75% de los brasileños cree que el gobierno tiene «mucha» o «alguna» responsabilidad en la inflación que afecta el bolsillo de las familias.

Esa misma encuesta indica que el mandatario ultraderechista perdería en una eventual segunda vuelta ante el expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), por una diferencia de 21 puntos (55% a 34%).

AFP.