EVTV
Destacados

Cada vez son más los caminantes hacia Colombia

Más de 5000 venezolanos cruzan a pie parte del estado Táchira con rumbo a la frontera con Colombia, en busca de oportunidades laborales. Esta cifra corresponde al registro que lleva Cáritas, organización de asistencia de la Iglesia Católica que brinda apoyo a quienes tomaron la decisión de huir del hambre y la miseria.

Lea también: En la mañana | David Placer: Los secretos que tiene Pollo Carvajal de altos jerarcas no solo del chavismo

En una entrevista realizada por La Prensa Táchira al padre Ricardo Ramírez, director de Cáritas-Táchira, comentó que la organización tiene 12 puntos en las parroquias eclesiásticas de la Troncal 5 desde El Piñal pasando por La Pedrera, San Lorenzo, San Josecito, El Corozo, Puente Real, Zorca, El Valle, Capacho. Así como también en las parroquias la Sagrada Familia y San Antonio de Padua del municipio Bolívar. En La Tendida, municipio Samuel Darío Maldonado también ubicaron otro punto de atención.

Uno de los puntos más movidos es el de La Pedrera.  Afirmó que son atendidos a diario unas 110 personas, en el resto la cifra es de 70 caminantes cada día, allí se les provee de alimentación, medicinas, ropa, algunos accesorios, como coches para bebé que son donados por la comunidad y kits de aseo personal, en donde se incluyen jabón de baño, cepillo, crema de dientes, desodorante y gel antibacterial, además los voluntarios de Cáritas están capacitados para brindar los primeros auxilios en caso que se ameriten.

El padre Ramírez denunció que estos migrantes también son víctimas constantes de abuso de autoridad por parte de funcionarios militares y policiales que se consiguen en la vía quienes, según explica, les piden a los caminantes, como forma de extorsión, las ayudas que les da la fundación para poder continuar con su camino.

«Esto no es un secreto para nadie, es una realidad que se está viviendo, sobre todo en los puntos de control de la zona sur. Les han quitado las cosas que Cáritas les brinda, incluso con la ayuda de otras organizaciones, es el pago que les solicitan para que puedan pasar», contó Ramírez a La Prensa Táchira.

Los caminantes están expuestos a lo largo del trayecto a peligro y necesidades pero a pesar que muchos están conscientes, esto no los detiene. Ven en el país vecino Colombia, la oportunidad de conseguir mejoras para sus vidas.