EVTV
Actualizados

Comienza el procesamiento de migrantes que esperan bajo un puente en Del Río en Texas

Un oficial de la policía mexicana, que no quiso dar su nombre, dijo desde el otro lado de la frontera que no se permitirá a los migrantes cruzar más. Del lado estadounidense, se esperan unos 400 agentes para reforzar el plan del Gobierno de expulsarlos.

El primer ministro haitiano, Ariel Henry, escribió el domingo en Twitter que está preocupado por las condiciones en el campamento fronterizo y que los migrantes serán bienvenidos

«Queremos asegurarles que ya se han tomado medidas para darles una mejor acogida a su regreso al país y que no serán abandonados», señaló en su cuenta de Twitter, sin dar más detalles sobre las medidas.

Muchos de los migrantes han vivido en América Latina durante años pero ahora buscan asilo en Estados Unidos al agotarse las oportunidades económicas en Brasil y otros lugares. Miles de ellos están viviendo debajo y cerca de un puente en Del Rio muy precarias.

Algunos dijeron que el reciente y devastador terremoto en Haití y el asesinato del presidente Jovenel Moïse les hace temer volver a un país que parece más inestable que cuando se fueron.