EVTV
EE.UU

Comité del Congreso de EE.UU. buscará «conectar los puntos» del ataque al Capitolio

Acta

El comité de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que investiga el asalto al capitolio en 2021 examinará este martes las conexiones entre aliados del expresidente Donald Trump y grupos extremistas de ultraderecha.

«Durante estas audiencias conectaremos los puntos entre estos grupos y quienes trataron desde los círculos del gobierno de revertir la elección», dijo la representante demócrata Zoe Lofgren.

La congresista dijo a CNN que la sesión del comité, que será la séptima, se enfocará en los lazos entre los miembros del círculo íntimo de Trump y los grupos Proud Boys y Oath Keepers.

Miembros de ambos grupos de milicia irrumpieron en el Capitolio el 6 de enero de 2021, junto a miles de seguidores de Trump en un intento de evitar que se certificara la victoria del demócrata Joe Biden. El asalto dejó cinco muertos.

Se espera que Jason Van Tatenhove, exmiembro de los Oath Keepers, testifique en la audiencia televisada del martes, que inicia a la 1:00 pm (17H00 GMT) y que podría durar como mínimo dos horas.

Cinco miembros de Proud Boys fueron acusados con cargos de conspiración sediciosa en junio, por hechos relacionados con el asalto al Capitolio. Once miembros de Oath Keepers también enfrentan cargos por el mismo delito y tres de ellos se han declarado culpables.

Más de 850 personas han sido arrestadas por vínculos con el asalto al Congreso por parte de seguidores de Trump, pero solo estos 16 enfrentan cargos por conspiración sediciosa, un delito que podría acarrear una sentencia de hasta 20 años de prisión.

El comité trata de determinar si Trump o sus aliados tuvieron algún papel en planear o alentar el violento ataque al Congreso. Con ese objetivo ha citado a varios consejeros y personas allegadas al expresidente.

Este martes pueden conocerse apartes de una entrevista de ocho horas que el comité sostuvo el viernes con el exconsejero de la Casa Blanca de Trump, Pat Cipollone.

El asalto al Capitolio dejó al menos cinco personas muertas y 140 oficiales de policía heridos, que fue antecedido por un discurso incendiario de Trump ante miles de sus seguidores cerca de la Casa Blanca.

Trump ha sido procesado dos veces por eventos alrededor del asalto al Capitolio. Fue absuelto por el Senado tras ser acusado por la Cámara de Representantes por incitación a la insurrección.

– ‘Momento crucial’ –

La audiencia del martes será la primera desde el mediático testimonio que dio Cassidy Hutchinson, una asistente del jefe de Gabinete de Trump, Mark Meadows.

Hutchinson dijo que le contaron que Trump se abalanzó muy molesto sobre su conductor del Servicio Secreto y que agarró el timón de su limusina en un intento por unirse a la multitud que marchaba en el Congreso.

Un asistente del comité dijo que la audiencia del martes se enfocará en un tuit que envió Trump el 19 de diciembre, invitando a sus seguidores a ir a Washington el 6 de enero, con la promesa de que sería «salvaje».

«Inmediatamente comenzaron a responder su convocatoria haciendo énfasis en esa fecha», dijo. «Hablaremos sobre cómo ese fue un momento crucial que desencadenó una cadena de eventos».

El tuit fue enviado poco después de una hora de la reunión que tuvo Trump con su abogado Rudy Giuliani, el exgeneral Mike Flynn y Sidney Powell, otra abogada, dijo el asistente.

La audiencia también revisará intentos de algunos miembros republicanos del Congreso para presionar al vicepresidente Mike Pence para que bloqueara la certificación de los resultados de las elecciones.

Entretanto el lunes un juez de la Corte del Distrito de Estados Unidos se negó a retrasar el juicio contra el antiguo consejero de Trump, Steve Bannon, acusado de obstaculizar la investigación del Congreso al negarse a testificar ante el comité parlamentario.

«No veo ningún motivo para retrasar más este caso», dijo el juez Carl Nichols, y ordenó el inicio del juicio para el 18 de julio, cuando estaba programado.

El fin de semana pasado, Bannon cambió su postura radicalmente y accedió a cooperar con la investigación, lo que los fiscales del Departamento de Justicia consideraron como un «cambio de parecer de último minuto para evitar su responsabilidad».

AFP