EVTV
Destacados

Corea del Norte disparó dos misiles balísticos

Corea del Norte realizó una aparente prueba de dos misiles balísticos de corto alcance la madrugada de este  jueves, su primer lanzamiento de este tipo durante la administración del presidente estadounidense Joe Biden.

A su vez, el Ministerio de Defensa Nacional de Corea del Sur indicó que los dos proyectiles fueron lanzados desde la provincia de Hamgyong del Sur y viajaron 450 kilómetros a una altitud de 60 kilómetros, y cayeron fuera de las aguas de Japón.

«Esta actividad destaca la amenaza que el programa de armas ilícitas de Corea del Norte representa para sus vecinos y la comunidad internacional. El compromiso de Estados Unidos con la defensa de la República de Corea y Japón sigue siendo férreo», indicó en un comunicado el capital Mike Kafka, oficial de asuntos públicos del Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos.

Los lanzamientos se producen cuando la administración Biden se encuentra en las etapas finales de su revisión de la política de Corea del Norte y ha hablado repetidamente de su deseo de renovar la diplomacia con Corea del Norte.

Sin embargo, los funcionarios estadounidenses minimizaron la importancia de ese lanzamiento, diciendo que era parte de las pruebas militares «normales» de Corea del Norte.

Corea del Norte tiene prohibido cualquier actividad de misiles balísticos por las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

Muchos expertos esperaban que Corea del Norte reanudara las pruebas cerca del comienzo del mandato de Biden, como lo ha hecho con las administraciones estadounidenses anteriores.

Corea del Norte realiza pruebas de misiles por múltiples razones, incluida la verificación de la funcionalidad de su arsenal, el refuerzo de su apoyo interno y el envío de un mensaje a sus adversarios.

«Corea del Norte parece estar volviendo a un patrón familiar de utilizar provocaciones para aumentar las tensiones y llamar la atención», dijo Jean Lee, directora del programa de Corea en el Wilson Center con sede en Washington.

También agregó que, «con Estados Unidos insinuando que buscará endurecer el régimen de sanciones, Corea del Norte buscará expandir su arsenal aumentando las pruebas».

Por su parte, los funcionarios de la Casa Blanca han dicho que están explorando tanto la diplomacia como las sanciones mientras trabajan para convencer a Corea del Norte de que renuncie a sus armas nucleares.

Con información de Voz de América