EVTV
Internacionales

Desde el exilio, Juan Carlos salda sus deudas fiscales

Juan Carlos

Cercado por las investigaciones y en exilio en Abu Dabi, el rey emérito español Juan Carlos I saldó una deuda fiscal de cinco millones de dólares, según informó su abogado, en una operación destinada a evitar un proceso judicial, pero que erosiona más la imagen de la monarquía.

Adelantado la noche del jueves por el diario El País, este pago de unos 4,4 millones de euros al fisco español busca liquidar impuestos atrasados por vuelos en jets privados por un valor según la prensa de ocho millones de euros (9,7 millones de dólares) que le fueron pagados al ex jefe de Estado por una fundación con sede en Liechtenstein perteneciente a uno de sus primos.

«Siento el mismo rechazo que la mayoría de la ciudadanía españoles frente a estas conductas incívicas que estamos conociendo», reaccionó con palabras inusualmente duras el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa.

Dedudas inéditas

En diciembre, el rey español  pagó 680.000 euros (unos 820.000 dólares), en un caso relativo a una investigación anticorrupción vinculada al uso por el antiguo monarca de tarjetas de crédito pagadas por cuentas a nombre de un empresario mexicano y un coronel del ejército del aire español.

Poniéndose al día con el fisco, Juan Carlos de Borbón busca evitar procesos judiciales. Pero la justicia, que debe determinar el origen de los fondos usados en la regularización, no se ha pronunciado todavía.

– Investigaciones –

La principal, abierta por la justicia española luego de una investigación lanzada por su homóloga suiza, busca determinar si el entonces monarca cobró una comisión por la adjudicación a un consorcio de empresas españolas en 2011 de un contrato de un tren de alta velocidad en Arabia Saudita.

La misma tiene su origen en una información revelada por el diario suizo La Tribune de Genève sobre una transferencia de 100 millones de dólares del rey saudí Abdalá a Juan Carlos en 2008, en una cuenta bancaria en Ginebra. Posteriormente, el rey envió 65 millones de euros (77 millones de dólares) a su antigua amante, Corinna Larsen, a un paraíso fiscal.

Otra investigación indaga un presunto blanqueo de capitales, ligado, según la prensa española, a una estructura opaca con millones de euros en paraísos fiscales.

Con información de AFP