EVTV
Venezuela

Devotos de San Miguel Arcángel celebran su día este #29Sept

San Miguel Arcángel

Como todos los 29 de septiembre, los devotos de San Miguel Arcángel celebran su dia. Él es uno de los siete que aparece en la Biblia en el viejo y en el Nuevo Testamento.

La Santa Iglesia le da a este Arcángel el más alto lugar entre todos, pues es llamado el Príncipe de la Milicia Celestial, por ser el gran defensor del pueblo de Dios.

San Miguel Arcángel es
representado como un ángel guerrero, el conquistador de Lucifer, colocando un pie sobre la bestia, al tiempo en que lo amenaza con su espada o traspasándolo con su lanza.

La celebración de San Miguel es la más antigua, y la única que se celebraba en los primeros tiempos.

Como defensor de la justicia, lleva una balanza y su fiesta es la más antigua de las instituidas en honor de los ángeles, la única que se celebraba en los primeros tiempos.

La Biblia refiere la aparición de tres de ellos:  

– Miguel:  Reconocido como el Príncipe de la milicia celestial, por haber vencido al Maligno en singular batalla celestial contra los ángeles que se rebelaron ante la majestad de Dios.

La tradición nos dice que su misión será sobresaliente en el juicio final, sopesando en una balanza las obras buenas de los justos.

Iconografía: Con armadura militar, en su coraza lleva estrellas, el sol y la luna; viste un clámide (pequeña capa roja, propia de los generales en pie de lucha); en la mano derecha porta un espada flamígera, y en la izquierda una balanza; a sus pies el demonio vencido.

Intercesor poderoso contra los enemigos del cuerpo y del alma.  Su significado implica protección, seguridad, poder, superación de obstáculos y la destrucción del miedo y la duda. Por eso, el arcángel Miguel inspira al ser humano a vestirse con los símbolos de su armadura. Es uno de los más invocados y su imagen es muy popular en América Latina y Europa.

La Iglesia

En la liturgia, la Iglesia nos enseña que este arcángel está puesto a custodiar el paraíso y llevar a él a aquéllos que podrán ser recibidos allí. A la hora de la muerte, se libra una gran batalla, ya que el demonio tiene muy poco tiempo para hacernos caer en tentación, o desesperación, o en falta de reconciliación con Dios. En este momento, San Miguel, está al lado del moribundo defendiéndolo.  San Miguel es nuestro protector y para cumplir la misión de protector es necesaria, además de del poder, otra cualidad: la bondad. Su bondad, es tan grande como su poder.

Bajo sus órdenes, todos los ángeles trabajan por la protección de los hombres. Ahora cabría preguntarnos: ¿nosotros nos empeñamos tanto como ellos en nuestra propia salvación?  Por otro lado, San Miguel es nuestro modelo. Modelo de recogimiento y de unión con Dios. Es modelo de inocencia y de pureza, no tiene sino pensamientos y deseos santos, modelo de humildad, confiesa que Dios lo es todo y que toda persona debe quitar de sí el orgullo, la ambición y la vanidad. Es también modelo de celo.

Sólo aspira a hacer amar a Dios y a Jesucristo, su hijo. San Miguel es modelo de dulzura.  El procede en todas sus acciones con perfecta calma y nos muestra claramente que la modestia, la dulzura y la paciencia son las mejores armas contra nuestros enemigos.

Oración a San Miguel 

Oh gloriosísimo San Miguel Arcángel, príncipe y caudillo de los ejércitos celestiales, custodio y defensor de las almas, guarda de la Iglesia, vencedor, terror y espanto de los rebeldes espíritus infernales, humildemente te rogamos, te digne librar de todo mal a los que a ti recurrimos con confianza; que tu favor nos ampare, tu fortaleza nos defienda y que, mediante tu incomparable protección adelantemos cada vez más en el servicio del Señor; que tu virtud nos esfuerce todos los días de nuestra vida, especialmente en el trance de la muerte, para que, defendidos por tu poder del infernal dragón y de todas sus asechanzas, cuando salgamos de este mundo seamos presentados por ti, libres de toda culpa, ante la Divina Majestad.