EVTV
Destacados

DÍGALO AQUÍ | Analista Zuñiga advirtió que si el régimen de Cuba no cambia, habrá un baño de sangre

El analista político cubano Luis Zuñiga advirtió  este miércoles que si el régimen de Cuba no cambiaba podría haber un baño de sangre, debido a las últimas protestas en dicho país, en donde la población se alzó en contra del gobierno de la isla.

«Violencia para sostenerse en el poder»

Indicó que es un momento de «expresión de un pueblo que ha estado reprimido, que ha estado expuesto a la pobreza, a toda la miseria  que tiene siempre el socialismo y que en Cuba le ha tocado vivir por mucho tiempo».

Señaló que fue una forma del pueblo manifestarse «sabiendo que iba a hacer reprimido, que se iba a enfrentar a la violencia, sabiendo que  los iban a tirotear, que los iban a agredir, porque eso es lo únen hico que hacen los regímenes socialistas.

«Todo lo que hacen los rufianes para mantenerse en el poder, es lo que hace el socialismo», sentenció, mientras que recordaba que pese a estas trabas, «el pueblo salió porque simplemente no resiste más.

Zuñiga también señaló que las personas pedían libertad por encima de la ayuda humanitaria porque reconoce «el verdadero problema», producto de 62 años «de un sistema que ha empobrecido a los países», haciendo referencia a Venezuela.

«Ustedes lo han visto en Venezuela, la nación más rica del continente americano empobrecida hasta la miseria, eso es la misma experiencia de Cuba, la misma experiencia de Europa, de la misma Unión Soviética que con todos los recursos gigantescos que tenían, terminó arruinada también», apuntó.

A su juicio, esto no tiene más explicación de que «el pueblo sabe que el culpable del desastre que vive es el modelo y el sistema político en sí. Por eso, ni pedían comida -que la necesitan- ni pedían medicina -que la necesitan- (…) Lo que pedían era libertad porque esa es la solución».

En este sentido, precisó que el «detonante» para las movilizaciones en Cuba  «es difícil de simplificar», porque «estamos en presencia de una acumulación de hechos», tras intentos de protestas, el Movimiento de San Isidro, individuales, hasta que arropó a todo el país.