EVTV
Actualizados

Documental trae a la Cumbre de las Américas los secretos de caso de abuso sexual que menciona a Daniel Ortega

Leonor Zúniga jamás se imaginó la trascendencia que tendría su tesis de final de carrera. Quería mostrar, en forma de documental, qué pasaba con aquellas familias nicaragüenses que denunciaban situaciones de abuso sexual dentro del seno familiar.

“A mí me llamaba mucho la atención entender qué pasa con la estructura familiar desde el punto de vista de una estructura de opresión que silencia a las víctimas”, relató durante una entrevista con la Voz de América desde Los Ángeles, California, donde presentó el documental “Exiliada” en un evento en el marco de IX Cumbre de las Américas.

Las “complicidades” del oficialismo

Fue en ese momento cuando descubrió el caso de Zoilamérica Ortega Murillo.

Era la hijastra del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a quién había puesto en la diana acusándolo de supuesto abuso sexual desde que era una niña. Empezó a estirar del hilo, con el objetivo de descubrir “no solo cómo la familia, sino el Estado mismo de Nicaragua, hacen una serie de complicidades para ocultar la verdad”.

“Quería saber cuáles eran las consecuencias de esta cultura de silencio e impunidad en una persona que denunció el abuso sexual”, dijo Zúniga a la VOA.

¿Cómo lo ha manejado Ortega y su círculo?

Daniel Ortega habló del caso de su hijastra cuando aún no había llegado al poder, en 1998, entrevistado por la periodista Lucía Pineda Ubau, y lo catalogó como «totalmente falso».

«Las acusaciones que [Zoilamérica Ortega Murillo] ha venido lanzando son mentiras”, dijo Ortega a Ubau, perseguida y detenida por el gobierno Ortega y ahora exiliada en Costa Rica.

En 2019, uno de los hermanos de Zoilamérica, Juan Carlos Ortega, la llamó «mitómana» en Twitter, cuando rememoró lo que vivió.

La documentalista Zúñiga dijo a la VOA que al menos ella no ha tenido respuesta oficial. “Por parte del oficialismo no hemos tenido ninguna reacción. El Gobierno de Nicaragua nunca se refiere al caso de Zoilamérica y en los últimos 20 años lo han tratado con total silencio”.