EVTV
EE.UU

EE.UU. define una nueva estrategia para el Ártico

El gobierno de Estados Unidos dio a conocer este viernes una nueva estrategia para el Ártico, que incorpora las crecientes consecuencias del calentamiento global y prevé una intensificación de la competencia internacional en la región.

El calentamiento global está derritiendo el hielo marino, abriendo áreas previamente cerradas al transporte marítimo y brindando nuevas oportunidades para que países como Estados Unidos, Rusia y China compitan por recursos e influencia en la zona.

Pero la invasión de Ucrania por parte de Rusia, que tiene la costa ártica más vasta del mundo, llevó las tensiones entre Washington y Moscú a niveles inéditos desde la Guerra Fría.

«El Ártico, hogar de cuatro millones de personas, tiene importantes recursos naturales y ecosistemas únicos y está experimentando una transformación fenomenal», se señala en esta nueva estrategia estadounidense.

«Bajo la influencia del cambio climático, esta transformación desafiará la vida en el Ártico, creará nuevas oportunidades económicas y podría intensificar la competencia estratégica entre países», agrega el documento.

La nueva estrategia incluye cuatro áreas principales: seguridad, cambio climático y protección ambiental, desarrollo económico sostenible y cooperación internacional.

«Nuestra primera prioridad es proteger al pueblo estadounidense, así como nuestro territorio y nuestros derechos soberanos», indica.

– Cooperar con Moscú, «casi imposible» –
«Estamos decididos a garantizar la seguridad de nuestros aliados y apoyar a nuestros socios en la región», agrega, mientras Suecia y Finlandia, dos importantes países del Ártico, se preparan para sumarse a la OTAN.

Con este fin, Washington «mejorará sus capacidades militares y civiles en el Ártico para disuadir amenazas y anticipar, prevenir y responder a accidentes provocados por el hombre».

Ante el creciente impacto del calentamiento global, Washington quiere ayudar a Alaska -su estado más septentrional- a fortalecer su resiliencia y adaptación, y también pretende seguir las iniciativas internacionales destinadas a reducir las emisiones en el Ártico.

En el frente económico, Estados Unidos quiere identificar formas de aumentar el crecimiento en la región «y mejorar los medios de vida en Alaska, especialmente para las comunidades indígenas», dijo un alto funcionario estadounidense antes de la publicación del documento.

«La estrategia presenta la visión estadounidense de un Ártico pacífico, estable, próspero y cooperativo», agregó.

«La brutal guerra de Rusia en Ucrania ha hecho que esta cooperación en el Ártico sea casi imposible» con Moscú, se señala en la estrategia estadounidense. Pero «mantener la cooperación con nuestros aliados y socios en el corto plazo sigue siendo esencial para promover nuestros intereses en la región».

El último documento que detalla la estrategia ártica de estados Unidos data de hace casi 10 años.

«Esta estrategia tiene en cuenta la crisis climática con un mayor sentido de urgencia, dados los desarrollos de los últimos ocho o nueve años», sostuvo el funcionario.

También «reconoce la competencia estratégica que se ha desatado en el Ártico con Rusia y China en los últimos 10 años y (…) se esfuerza por poner a Estados Unidos en una posición para competir de manera efectiva mientras maneja las tensiones», concluyó.

AFP