EVTV
EE.UU

Estados Unidos promete $3.000 millones para ejército de Afganistán

El enviado de paz de Estados Unidos a Afganistán, Zalmay Khalilzad, junto con una delegación de alto nivel, se reunieron el domingo en Kabul con líderes afganos para discutir la cooperación bilateral tras la retirada total de tropas extranjeras del país antes del 11 de septiembre.

Las discusiones tienen lugar en un momento en que el Talibán ha intensificado los ataques contra las fuerzas del gobierno y capturado nueve distritos, seis de ellos en la última semana, desde que comenzó la retirada de tropas hace un mes.

Cientos de combatientes de ambas partes murieron en los combates.

Un portavoz del presidente afgano Ashraf Ghani dijo el domingo que las conversaciones con el equipo de Khalilzad estuvieron concentradas en tres sectores: la defensa, la economía y la asistencia humanitaria.

Según Mohammad Amiri, el enviado informó a Ghani que Washington aportará 3.000 millones de dólares cada uno de los próximos dos años como respaldo a las fuerzas de seguridad que combaten al Talibán.

También dijo que más instalaciones y equipos para fortalecer a la Fuerza Aérea de Afganistán, incluso aviones, estarán entre los tópicos de las conversaciones bilaterales de los próximos días.

La embajada de Estados Unidos en Kabul no ha hecho comentarios hasta ahora acerca de las discusiones de Khalilzad con los funcionarios afganos.

El gobierno de Afganistán ha dependido del apoyo aéreo de Estados Unidos en la lucha contra el Talibán, pero las autoridades afganas han descartado preocupaciones sobre la capacidad de sus fuerzas para hacer frente a los insurgentes sin respaldo militar extranjero.

Khalilzad y su delegación también se reunirán con Abdullah Abdullah, quien supervisa el proceso de paz con el Talibán.

Un comunicado de Estados Unidos emitido el sábado antes de la visita de Khalilzad dijo que la delegación incluye también a representantes del Departamento de Defensa, el Consejo de Seguridad Nacional y la USAID.

El documento dice que la delegación subrayará el apoyo duradero al desarrollo de Afganistán y el arreglo político que termine la guerra.

Añadió que Khalilzad viajará también a Doha, Qatar, para alentar a los negociadores del gobierno afgano y el Talibán a progresar en el acuerdo político que asegure “las ganancias de las dos últimas décadas”.

Los negociadores han sostenido varias rondas de conversaciones de paz en Qatar desde septiembre, pero el proceso ha estado mayormente estancado y cada parte culpa a la otra por la falta de avances.

La semana pasada, Estados Unidos anunció más de 266 millones de dólares en ayuda humanitaria para Afganistán, donde se calcula que 18 millones de personas la necesitan.

El dinero, dijo una nota oficial, ofrecerá protección, abrigo, oportunidades, atención esencial de la salud, ayuda alimentaria de emergencia agua y servicios de sanidad e higiene.

 

Con información de VOA