EVTV
Actualizados EE.UU

«Estoy de acuerdo»: Exembajador de EE.UU. admitió ante un juez haber sido espía cubano

El caso del exembajador estadounidense Manuel Rocha ha tomado un giro inesperado con su declaración de culpabilidad por ser agente de Cuba durante décadas. Esta admisión pone fin rápidamente a un caso que ha sido descrito por la fiscalía como una de las traiciones más audaces en la historia del servicio diplomático de EE. UU.

Rocha, de 73 años, ha anunciado su intención a un juez de declararse culpable de cargos federales de conspirar para ser agente de un gobierno extranjero, acusaciones que podrían dejarlo tras las rejas durante años. Aunque su abogado indicó que se ha llegado a un acuerdo con la fiscalía respecto a la sentencia, los detalles específicos aún no han sido revelados en el tribunal, reseñó Telemundo 51.

Lee también: Acusan a exembajador por muerte de disidente cubano, según AP

El exembajador comparecerá nuevamente ante el tribunal el 12 de abril, momento en el que se espera que se revelen más detalles sobre su declaración de culpabilidad y la sentencia acordada.

«Estoy de acuerdo», respondió Rocha cuando la jueza del distrito Beth Bloom le preguntó si deseaba cambiar su declaración a culpable. Este paso indica que Rocha está dispuesto a admitir su responsabilidad en los cargos de conspirar para ser agente de un gobierno extranjero.

Los fiscales alegaron que Rocha estuvo involucrado en «actividades clandestinas» en nombre de Cuba desde al menos 1981, año en que se unió al servicio diplomático estadounidense. Estas actividades incluyeron reuniones con agentes cubanos de inteligencia y proporcionar información falsa a funcionarios del gobierno estadounidense sobre sus contactos, reseñó Telemundo 51. 

Sin embargo, las autoridades federales no han proporcionado muchos detalles sobre las acciones específicas de Rocha en ayuda a Cuba durante su tiempo trabajando para el Departamento de Estado y en su carrera posterior, que incluyó un papel como asesor especial del comandante del Comando Sur de Estados Unidos.

Lee también: Congresistas de EE.UU.: El régimen cubano sigue siendo «una amenaza activa»

Rocha, quien tuvo una carrera diplomática de dos décadas que incluyó puestos en Bolivia, Argentina y la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, fue arrestado por el FBI en diciembre en su residencia en Miami.

El caso se sustenta en gran medida en las declaraciones que, según los fiscales, Rocha hizo durante el año anterior ante un agente encubierto del FBI que se presentaba como un agente de inteligencia cubano bajo el nombre de «Miguel». Estas declaraciones proporcionaron la base para las acusaciones de conspiración para ser agente de un gobierno extranjero.