EVTV
Destacados

EEUU investiga nuevos casos en todo el mundo del denominado “Síndrome de La Habana”

Estados Unidos investiga nuevos ataques misteriosos contra funcionarios estadounidenses en todo el mundo, dijeron el viernes legisladores que confirmaron informes de prensa sobre un resurgimiento de lo que se ha denominado “Síndrome de La Habana”.

“Durante casi cinco años, hemos sido informados de misteriosos ataques contra representantes del gobierno estadounidense en La Habana, Cuba, así como en el resto del mundo”, dijeron el presidente de la Comisión de Inteligencia del Senado, el demócrata Marl Warner, y su vice, el republicano Marco Rubio.

“Este tipo de ataques contra conciudadanos que trabajan para el gobierno parecen ir en aumento”, agregaron, confirmando implícitamente revelaciones de CNN sobre dos ataques en suelo estadounidense.

Según la cadena estadounidense, el gobierno investiga en particular un incidente ocurrido en noviembre último cuando un funcionario del Consejo de Seguridad Nacional se sintió repentinamente mal mientras caminaba por un parque cercano a la Casa Blanca.

En 2019, una empleada de la sede del ejecutivo sufrió una incomodidad similar mientras paseaba a su perro por los suburbios de Washington.

El Pentágono, la CIA y el FBI se negaron a comentar sobre estos incidentes y las investigaciones iniciadas desde entonces. Pero según CNN, que no identifica sus fuentes, estos dos casos se consideran posibles ataques acústicos del tipo que enfermaron a los empleados del consulado de Estados Unidos en Cuba entre 2016 y 2018.

Los diplomáticos apostados en La Habana, así como sus familiares, sufrieron entonces diversas dolencias: mareos, problemas de equilibrio y coordinación, movimiento de los ojos, ansiedad, irritabilidad y lo que las víctimas describieron como “niebla cognitiva”.

Estos síntomas, calificados como “Síndrome de La Habana”, llevaron a Washington a retirar a la mayoría de su personal diplomático de Cuba en 2017.

Según un informe de la Academia de Ciencias estadounidense, la “energía de ondas de radio dirigida” es la causa más probable de estos síntomas.

Warner y Rubio prometieron en su comunicado “arrojar luz” sobre estos ataques.

“Ya hemos tenido sesiones informativas sobre estos ataques debilitantes, muchos de los cuales han resultado en casos confirmados de lesiones cerebrales traumáticas”, prometieron, al tiempo que saludaron el compromiso del director de la CIA, William Burns, de reactivar las investigaciones sobre la naturaleza de las armas utilizadas en estos ataques.

“Terminaremos por identificar a los responsables de estos ataques contra ciudadanos estadounidense y les haremos rendir cuentas”, advirtieron.