EVTV
Deportes

El breve reinado de Medvedev en la ATP termina en Indian Wells

Con tres semanas en lo más alto del tenis mundial, el ruso Daniil Medvedev devolverá el número uno de la ATP a Novak Djokovic tras caer el lunes en la tercera ronda del Masters 1000 de Indian Wells ante Gael Monfils.

El francés, número 28 de la ATP, dio la gran sorpresa del primer Masters 1000 del año al doblegar a Medvedev por 4-6, 6-3 y 6-1 ante el júbilo de la afición californiana.

Medvedev, que ascendió al trono con la derrota de Djokovic en los cuartos de final de Dubai el 24 de febrero, le devolverá el primer puesto el próximo lunes tras el final de Indian Wells, donde el serbio no compite por su negativa a vacunarse contra el coronavirus.

El tenista de Moscú necesitaba alcanzar al menos los cuartos de final para seguir al frente del ranking cuando se publique la nueva clasificación.

«Sé que voy a perderlo, así que tengo Miami para intentar recuperarlo. Normalmente me siento un poco mejor jugando allí», dijo el ruso sobre su participación en el próximo Masters 1000 de Miami (21 de marzo al 3 de abril), donde no competirán Djokovic ni Rafa Nadal.

Aunque antes de Indian Wells aceptó sentirse presionado por mantener el liderato, Medvedev aseguró que no le pesó esa responsabilidad ante Monfils y que simplemente no estuvo a la altura de su nivel.

A sus 26 años, Medvedev subrayó el valor de haber llegado a lo más alto del circuito incluso si no vuelve a alcanzarlo en su carrera.

«¿Es mejor ser el número uno durante, digamos, una semana en tu vida o no tocarlo nunca? Creo que es mejor al menos tocarlo», subrayó. «Por supuesto que quiero estar ahí durante mucho tiempo, ganando muchos Grand slams. Nunca sabes cómo va a girar tu carrera. Quiero intentar ser mejor de lo que fui aquí».

– Bajo la bandera de Ucrania –

En su segundo cruce en el desierto californiano, Medvedev vio cómo el veterano Monfils le remontaba un set inicial y pagó su frustración estrellando la raqueta contra el suelo en el tercer set.

«No jugué mi mejor partido. Gael ha jugado bien y le ha bastado para ganar hoy», admitió. «El aire del desierto tiene algo que no me gusta, lo mismo pasa en Dubai, por ejemplo. Tal vez haya sido eso porque sentí que no podía jugar agresivo».

Miles de espectadores celebraron la victoria del parisino en la pista central de Indian Wells, la segunda mayor del mundo, donde la bandera de Ucrania ondea junto a la de Estados Unidos en apoyo al país europeo ante la invasión rusa.

Cuando se le ha preguntado, Medvedev ha hecho llamamientos a la paz pero ha recibido algunas críticas por no condenar directamente la invasión del gobierno de su país.

Con su temprana salida, Rafa Nadal queda ahora como gran favorito para sumar su cuarto trofeo en Indian Wells, donde Djokovic no pudo acudir porque Estados Unidos no permite la llegada de extranjeros no vacunados.

Por este motivo el serbio tampoco pudo defender en enero su corona del Abierto de Australia, donde Nadal le superó en la carrera de coronas de Grand Slam gracias a una épica victoria en la final ante Medvedev.

Djokovic recuperará así el número uno mundial que ostentó durante un récord de 361 semanas hasta dejarlo brevemente en manos de Medvedev.

– Terremoto en Indian Wells –

En la mañana del lunes, el suelo de la desértica Indian Wells tembló brevemente por un pequeño sismo (3,1 en la escala de Richter) que anticipaba un terremoto mayor en la pista del torneo de tenis.

En su segundo partido como mejor raqueta del mundo, Medvedev se avanzó ante Monfils en un primer set conquistado a base de paciencia y de tenis defensivo.

Monfils, percibiendo inseguridades, subió una marcha en la segunda manga con cambios de ritmo, fuertes voleas y sutiles dejadas aplaudidas incluso por su rival.

Al inicio del set decisivo, Medvedev entró en cólera al perder su primer servicio y lo pagó estrellando tres veces la raqueta contra el suelo.

Monfils le había tomado la medida al potente saque del ruso y volvió a quebrar para avanzarse 3-0.

Completamente pálido, Medvedev apenas alcanzó a sumar un juego ante el festejo del público y la satisfacción de Monfils, que consiguió su segunda victoria sobre un número uno mundial tras batir a Nadal en 2009.

AFP.