EVTV
Destacados

“El Coqui”: Un criminal que convirtió a Venezuela en su imperio

“El Coqui”, conocida como una mega banda de criminales, lleva el nombre de su fundador, quien goza de gran impunidad, por un pacto de no agresión al que llegó con las autoridades del régimen venezolano. Es así, como se adueñó de los barrios marginados, controlados por otras bandas en la capital de Venezuela.

Carlos Luis Revete, alias “El Coqui”, es uno de los criminales más buscados de Venezuela y líder de la mega banda que controla el sector Cota 905, al suroeste de Caracas.

La Cota 905 es uno de los sectores más violenta, en dónde existen múltiples pandillas urbanas; por lo que, durante años, el sector ha sido objeto de violencia por parte de la policía, lo que dio origen a una antipatía de los habitantes del sector hacia los organismos de seguridad hacia los organismos de seguridad.
Foto: Cortesía

¿Cuáles son los delitos  y sectores donde opera “El Coqui”?

Delitos que cometen desde 2013. Robo, homicidio, secuestro, extorsión y narcotráfico, son algunos de su larga lista.

La banda opera, principalmente, en todo el sector de la Cota 905, seguido por Los Valles del Tuy, La Vega, El Cementerio y El Valle.

El Coqui también tiene aliados.  “El Vampi” y Gabirs Ochoa Ruis, alias, “El Garbis”, son dos de ellos, con los que mantiene el control de aproximadamente 20 kilómetros cuadrados en todo el suroeste de la ciudad capital.

¿Cómo llegó “El Coqui” a esa alianza con el régimen venezolano?

Para el año 2015, la Cota 905 fue incluida en el programa de “Zonas de Paz”, mediante el cual, el régimen de Nicolás Maduro cedió el control territorial a las organizaciones criminales, a cambio de que estas “redujeran” los niveles de criminalidad.

Sin embargo, el régimen se guardo una carta bajo la manga. Ese mismo año inició la Operación Liberación del Pueblo (OLP), que consistía en una fuerte represión contra las bandas que operaban en la zona.

Foto: Cortesía

¿El resultado? Mega bandas Vs. “Sistemas de seguridad”

Tras las masacres que ocurrían en la Cota 905 por estas OLP, durante 2017, la vicepresidente de la dictadura, Delcy Rodríguez, reactivó las Zonas de Paz, retirando las fuerzas de seguridad y “El Coqui”, quien se escondió con la llegada de los operativos, reapareció.

EN CIFRAS: Hacia 2016, se estimaba que la banda de Revete tendría entre 70 y 120 miembros.

En 2019, “El Coqui” se uniría con Carlos Alfredo Calderón Martínez, alías “El Vampi”, una mebgabanda de 180 miembros, cuyo imperio se extiende más allá de Caracas.

La policía tiene prohibido ingresar a las áreas controladas por “El Coqui”

En ese mismo año, se conoce que la banda de El Coqui, asesinó a siete miembros de un grupo más pequeño liderado por Elvis Eduardo Castro Troya, alias “El Culón”, por presuntamente, matar a dos soldados de Troya, quienes incumplieron los términos de la “pax mafiosa” entre las bandas del oeste de Caracas y el Estado.

Finales de 2020 y comienzos de 2021, miembros de la banda liderada por Revete tomaron sectores de la barriada La Vega, cerca de la Cota 905 que no había sido ocupada por el grupo criminal.

La acción de la mega banda generó que funcionarios policiales del régimen de Maduro, principalmente las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), incursionaran en la barriada en búsqueda de aliados de “El Coqui”, lo que dejó un saldo de 23 personas fallecidas durante el mes de enero.

“Pax Mafiosa”

Desde 2017, con la retirada del sistema de seguridad de la Cota 905, “El Coqui” ha podido acumular un arsenal de armas de grueso calibre, que se estima en alrededor de 200 granadas, 15 fusiles AR-15 y 150 armas de fuego más pequeñas. De esta manera, su banda tiene casi el mismo poder de fuego de las fuerzas de seguridad del Estado.

Mediante alianzas estratégicas con otros líderes pandilleros, Revete parece estar dispuesto a expandir, aún más, su imperio criminal.

No solo en Caracas opera el imperio de las mega bandas

Además de los delitos comunes, el líder más buscado, El Coqui, está vinculado con operaciones mineras ilegales, presuntamente controladas por “El Vampi” en los estados de Carabobo y Bolívar, lo que indica que esta mega banda, que inicialmente operaba solo en  Caracas podría incluso extender su influencia a otras zonas de Venezuela.

Foto: Arco Minero

“El Coqui” y su anarquía han causado estragos en la población por enfrentamientos

2020
  • 26 de febrero: “El Coqui” paralizó la autopista Francisco Fajardo a la altura de la salida hacia Valle-Coche, cuando se enfrentó con armas largas y granadas a funcionarios de las FAES y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).
  • 10 de mayo: Detonaciones por pugnas entre Cicpc y sujetos armados en la Cota 905, en El Paraíso.
  • 26 de julio: “El Coqui” se enfrentó al Cicpc en el sector Los Laureles de Las Quintas. El hecho dejó cuatro funcionarios heridos sin que los efectivos tuviesen éxito en la búsqueda del sospechoso.
  • 25 de agosto: Nuevo enfrentamiento que resultó con un miembro de las FAES muerto y otro herido. El hecho inició cuando unos desconocidos intentaron tomar la sede de la PNB y comenzaron a disparar con armas de alto calibre contra los funcionarios. La situación obligó a la FAES y la PNB a apoyar en el lugar.
  • 22 de septiembre: Habitantes de La Cota 905 presenciaron cómo los miembros de la banda liderada por alias “El Coqui” y “El Vampi” portaban fusiles de asalto y con ellos atacaron a funcionarios de la FAES, de la PNB y el Cicpc.
  • Diciembre: Miembros de la banda de “El Coqui” llegan a La Vega, convirtiéndola en un fuerte para su expansión en el territorio nacional.
2021
  • 6 de enero: Se registraron enfrentamientos en la parroquia La Vega comenzando entre la PNB y antisociales. La idea era evitar la expansión de la mega banda.
  • 8 de enero: Desplazamiento policial y posteriormente detonaciones entre funcionarios y miembros de la banda.
  • 28 de enero: Emboscada por parte de “El Coqui, Garbis y El Vampi” hacia la PNB desde horas de la tarde hasta finalizar la noche.  Las balas del enfrentamiento llegaron hasta las viviendas del sector.
  • 19 de marzo: Las bandas ejecutaron a cuatro de sus integrantes luego de no poder apropiarse del comando de la GNB en El Paraíso. Los resultados:  cinco muertos, entre ellos una civil, y pobladores varados en el túnel de la Planicie mientras ocurrían las detonaciones.

Los pobladores a la merced de estos grupos criminales

Para “El Coqui” expandirse causaría un aumento inminente de su control territorial e incremento de la criminalidad en la zona, alertó el abogado penalista y criminólogo Luis Izquiel en una entrevista a un medio venezolano.

Izquiel señala que esta expansión debe ser vista con preocupación debido a que La Vega es una zona de mayor extensión territorial que la Cota 905. Con mayor cantidad de habitantes, más actividad comercial e incluso una delegación del Cicpc.

Con esto, se evidenciaría el nivel de indefensión de los venezolanos ante la inacción de los cuerpos de seguridad del Estado. Esto con respecto al control de la delincuencia en el país.

El especialista señala que al aumentar los ingresos no solo incrementaría el poder de la banda, sino también su capacidad de comprar más armas. Además de pagarle a más miembros para que formen parte de este grupo delictivo.