EVTV
Actualizados

El diario local de Baltimore aspira a recuperarse con un modelo no lucrativo

Tras años de despidos y una caída sistemática de su número de lectores, el Baltimore Sun espera que el acuerdo de venta que acaba de firmar con una organización sin fines de lucro le permita recuperarse.

El Sunlight for All Institute, encabezado por el empresario Stewart Bainum, acordó en principio adquirir el Baltimore Sun y sus periódicos afiliados por 65 millones de dólares.

Esta venta representa una nueva prueba importante para el modelo sin fines de lucro, que se ha puesto de moda en los últimos años en Estados Unidos como respuesta a la profunda crisis que atraviesa la industria de los medios de comunicación.

Anunciado originalmente en febrero, el cambio de propietarios se produce al término de una vasta campaña de apoyo que ha recogido más de 7.000 firmas.

Lanzada por periodistas y el sindicato del diario, y apoyada por la comunidad empresarial, la sociedad civil, deportistas de renombre e incluso por otros periodistas, la campaña «Save the Sun» tiene como objetivo salvar a este periódico de 184 años de antigüedad, ganador de 16 premios Pulitzer.

Para Liz Bowie, una de las periodistas del diario que la impulsó, la población de esta ciudad del este de Estados Unidos parece haber entendido la importancia del periódico y lo que podría suceder si desapareciera o redujera sustancialmente su presencia.

El político local Ted Venetoulis considera por su parte que la iniciativa pretendía ser una clara señal de que el diario constituye tanto el «alma» como la «conciencia» de la población de Baltimore.

Los periódicos «son centinelas (…) pero también animan y le colocan un espejo de aumento a las cosas buenas de nuestra sociedad», dijo.

 

– A contra corriente –

 

Más de 300 medios de comunicación estadounidenses son propiedad de grupos sin fines de lucro, lo que representa un modelo en crecimiento, señaló el profesor Brant Houston, de la Universidad de Illinois, uno de los fundadores del Instituto por una Información Sin Fines de Lucro.

Una multitud de periódicos locales han desaparecido recientemente de circulación, mientras que otros experimentan fusiones decididas por los propietarios, a menudo grandes grupos o fondos especulativos.

«El modelo de negocio de los periódicos simplemente no estaba funcionando», dice Brant Houston.

Las fusiones no han logrado sin embargo reactivar la industria.

Grandes grupos se enfrentan a reveses financieros y los fondos especulativos solo se mantienen en verde a costa de despidos masivos de redactores.

El Baltimore Sun, al igual que otros diarios de las principales áreas metropolitanas del país, se ha visto particularmente afectado por la crisis de la prensa escrita ante el auge de los medios digitales.

Su circulación se ha reducido a 43.000 ejemplares en los días hábiles y a 125.000 en la edición dominical, al tiempo que su número de redactores ha caído por debajo del centenar.

El anuncio del cambio de propietarios y de modelo ha dado esperanzas a los periodistas del diario.

 

– El ejemplo de Filadelfia –

 

Un ejemplo prometedor funciona desde 2016 en la cercana Filadelfia, donde el diario local «Inquirer» pasó bajo control de una organización sin fines de lucro.

Desde entonces, el cotidiano ha recibido «una oleada de apoyos financieros de parte de la población» local, dijo Jim Friedlich, director ejecutivo del grupo. Sólo en 2020 esos aportes sumaron 7 millones de dólares, señaló.

Friedlich dice haber ofrecido una asesoría informal a Stewart Bainum, quien no ha revelado aún públicamente sus planes para el Baltimore Sun.

Bainum, presidente del grupo Choice Hotels, «se convirtió en un estudioso del modelo de negocio de la información y se inspiró y replicó el modelo sin fines de lucro» del Inquirer, dijo Friedlich.

John Schleuss, presidente del sindicato de periodistas que ayudó a organizar la campaña «Save The Sun», se mostró optimista de que el cambio en Baltimore abra la puerta a acuerdos similares para otros periódicos.

«Espero que podamos volver a periódicos responsables ante su público y que no solo estén interesados en las ganancias a corto plazo», dijo.

Fuente AFP