EVTV
Destacados

El embajador de EEUU para Venezuela exigió la libertad del periodista Roland Carreño, preso desde hace 400 días

El embajador de EEUU para Venezuela, James Story -quien desempeña su cargo desde Colombia-, reclamó el lunes la liberación del periodista Roland Carreño, miembro del equipo del político opositor y líder del partido Voluntad Popular, Leopoldo López, al cumplirse 400 días de su arresto.

“Hoy se cumplen 400 días desde que el periodista Roland Carreño fue ilegalmente detenido. Una sociedad funcional respeta los derechos humanos fundamentales como la libertad de expresión y creencias políticas. Libertad para Roland Carreño y para cada preso político de Venezuela”, escribió Story.

En un sentido similar se expresó el opositor Luis Somaza, director del despacho de Juan Guaidó, quien acudió a la misma red social para denunciar que Carreño “cumple 400 días detenido arbitrariamente”.

Les puede interesar: Freddy Superlano: “El propio Tribunal Supremo está deslegitimando al CNE”

“Ha soportado el trato cruel e inhumano de la dictadura solamente por mantener su postura firme contra la tiranía y la defensa de nuestra libertad. Roland Carreño y todos los presos políticos merecen justicia”, afirmó.

La Fiscalía y el tribunal chavista del caso coinciden en apuntar que el periodista fue detenido “en flagrancia”, pues en el momento del arresto supuestamente “se le incautó un fusil desarmado modelo AM-15 calibre 5.56 con 17 municiones”, según informó en octubre de 2020 el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Al periodista se le imputó la comisión de los delitos de financiamiento al terrorismo, conspiración contra la forma política y tráfico ilícito de armas de guerra. Posteriormente, su defensa informó que también fue acusado de “asociación para delinquir”.

Además, el fiscal general, Tarek William Saab, aseguró que Carreño “es el principal” financiero de Voluntad Popular y que al momento de su detención llevaba consigo 12.000 dólares en efectivo, mientras que hallaron en su móvil conversaciones que daban cuenta del reparto de otros 60.000 dólares para actos de “conspiración”.