EVTV
Deportes

El presidente del PSG, denunciado por un antiguo mayordomo

Hicham Karmoussi, antiguo mayordomo marroquí del patrón del PSG, Nasser Al-Khelaifi, presentó una denuncia en París el jueves contra su exjefe por «trabajo disimulado» y «acoso», supo la AFP este viernes de fuente próxima al caso.

En esta denuncia, Karmoussi, de 48 años, denuncia un trabajo disimulado, un empleo de extranjero sin permiso de trabajo, un acoso moral, violencias psicológicas, amenazas y condiciones de trabajo contrarias a la dignidad humana.

«Hicham Karmoussi trabajó durante años sin contrato ni permiso de residencia para Al-Khelaifi a un ritmo insostenible», declaró a la AFP su abogado, Antoine Ory.

Para una fuente próxima al patrón del PSG, Karmoussi es un «criminal» que «en las últimas semanas intentó todavía hacer chantaje» a Al-Khelaifi.

Este último había declarado a L’Equipe hace unos meses: «La justicia hará su camino, no tengo tiempo de hablar de estos criminales profesionales insignificantes».

«No hay caso, esto forma parte de la voluntad, ya que Nasser Al-Khelaifi es alguien conocido, de hacer negocio para intentar obtener ventajas indebidas», reaccionaron Renaud Semerdjian y Francis Szpiner, abogados del presidente del PSG, amenazando con acudir a la justicia en caso de «divulgación de informaciones sobre la vida privada» de su cliente o de un tercero.

Exjugador de tenis profesional como Al-Khelaifi, Karmoussi afirma haber comenzado a mediados de la década de 2000 a asistir al catarí y haber trabajado para él a «tiempo completo» a partir de 2011, año de la llegada de su patrón al frente del PSG, sin contrato de trabajo y viviendo en su casa.

Sus condiciones de trabajo y de vida con Nasser Al-Khelaifi «se degradan» a partir de 2015, añade.

El marroquí afirma también que el 12 de octubre de 2017, en el registro pedido por las autoridades judiciales suizas de la sede de BeIN Sports en Boulogne-Billancourt, en la investigación sobre la obtención de los derechos de transmisión de las Copas del Mundo de 2026 y 2030, Al-Khelaifi le pidió «limpiar la casa» de forma urgente para disimular eventuales pruebas de infracciones.

Karmoussi habría «guardado» a petición de su patrón «una llave USB con muchos contratos concluidos» con Jérôme Valcke, exsecretario general de la FIFA, y «quemó documentos».

El patrón catarí le habría finalmente dado un contrato entre 2018 y 2020, según la denuncia.

Karmoussi ya declaró como testigo en la investigación sobre las condiciones de atribución del Mundial-2022. Según su abogado, Antoine Ory, no declaró en la investigación sobre las fugas confidenciales en el PSG, en la que varios antiguos asalariados del PSG o que fueron cercanos a Nasser Al-Khelaifi, y ahora en conflicto con él, fueron acusados en 2022.

Una investigación preliminar por trabajo disimulado se lanzó por otra parte a mediados de enero contra el PSG y Nasser Al-Khelaifi tras una denuncia presentada según L’Equipe y Le Monde por otro exconsejero.

AFP