EVTV
EE.UU

Empresas rehacen horarios como una forma de retener a empleados

Tras sufrir dificultades para contratar empleados para su tienda en Dallas, Balsam Hill finalmente abrió el 1 de septiembre. Pero al día siguiente, la empresa vendedora de árboles de Navidad tuvo que volver a cerrar cuando cuatro de sus cinco empleados renunciaron.

La razón de su descontento: Había que trabajar fines de semana. Se fueron y encontraron trabajo en otra empresa con horarios más normales.

Balsam Hill reabrió unas pocas semanas después con nueve empleados y con aumentos salariales de 3 dólares para 18 dólares la hora. Pero lo más importante, con una nueva estrategia de relaciones laborales: En vez de enfocarse únicamente en las necesidades de la empresa, se enfocará en negociar individualmente con cada empleado para crearles un horario ajustado a sus necesidades.

“Tenemos una situación en que la gente tiene donde escoger, pueden ir a trabajar donde quieran”, explicó Kendra Gould, estratega de ventas en Balsam Hill. “Ahora lo que hacemos es preguntar, ¿qué necesitas como empleado para que sigas contento trabajando aquí?”

La tendencia ocurre en momentos en que el mercado laboral en Estados Unidos está apretado, lo que significa que hay abundantes ofertas y los candidatos se pueden dar el lujo de escoger. Había 10,4 millones de plazas abiertas en Estados Unidos a fines de agosto y 11,1 millones el mes anterior, la cifra más alta desde diciembre del 2000, cuando el gobierno empezó a llevar la cuenta. Al mismo tiempo, la cantidad de personas que renunciaron a sus cargos aumentó de 4 millones en julio a 4,3 millones en agosto.

Nota completa, INGRESE AQUÍ