EVTV
EE.UU

Estadounidense preso en Irán pide a Biden alcanzar acuerdo para su liberación

Un ciudadano estadounidense preso desde hace casi siete años en Irán pidió el miércoles al presidente Joe Biden que alcance un acuerdo para intercambiar prisioneros con Teherán, independientemente de las conversaciones nucleares con la República Islámica.

En una columna publicada en The New York Times, Siamak Namazi «implora» al presidente de Estados Unidos «que ponga las vidas de los estadounidenses inocentes por encima de la política de Washington y tome las necesarias y difíciles decisiones para liberarnos a todos de inmediato».

A pesar de los riesgos que implica hablar desde la prisión de Evin, en Teherán, donde está recluido, Namazi dijo verse «obligado a romper el silencio porque creo que el enfoque del gobierno de Biden para rescatar a los estadounidenses en peligro en Irán ha fallado espectacularmente, y a menos que el presidente intervenga de inmediato, es probable que languidezcamos en el abismo del futuro previsible».

Este empresario iraní-estadounidense, de 50 años, fue arrestado en octubre de 2015. Su padre, Mohammad Baquer Namazi, fue detenido cuatro meses después cuando viajaba a Irán para intentar su liberación.

Ambos fueron condenados a diez años de prisión en octubre de 2016 por espionaje, aunque su padre, de 85 años, fue liberado en 2020 pero no puede salir de Irán.

Namazi dijo que el año pasado albergó esperanzas de ser cuando se reanudaron las conversaciones indirectas entre el gobierno de Biden y Teherán para revivir el acuerdo nuclear con Irán de 2015, del cual Estados Unidos se separó en forma unilateral durante el mandato del republicano Donald Trump (2017-2021).

Funcionarios estadounidenses señalaron entonces que los casos de los estadounidenses detenidos estaban vinculados a estas negociaciones.

«Era el enfoque correcto, pero renunciar a la oportunidad de que nos liberaran porque las conversaciones están estancadas no lo es», sostuvo Namazi.

Los otros dos ciudadanos estadounidenses encarcelados en Irán son Emad Sharqi, un inversor condenado a diez años de prisión por espionaje, y Morad Tahbaz, que también es ciudadano británico.

AFP.