EVTV
Destacados

Exigen rescate por el exvicepresidente paraguayo

exvicepresidente paraguayo

Un grupo del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) ejecutó el secuestro del exvicepresidente de Paraguay Óscar Denis, el pasado miércoles en el departamento de Concepción, a unos 500 km al noreste de Asunción, informaron sus familiares este sábado.

La hija de Denis, Beatriz Denis, en una conferencia de prensa, envío un mensaje a los captores “Queremos dialogar. Necesitamos una prueba de vida de mi padre”.

Según la hija del exvicepresidente, la familia recibió una serie de condiciones para liberar a Denis de 74 años de edad. A través de una  una tarjeta de memoria con videos propagandísticos del EPP, que opera desde 2008 en Concepción, y un mensaje con una serie de exigencias para liberar al ganadero y político, quien fue capturado junto a un secretario de 21 años que lo acompañaba por su hacienda ganadera.

Entre las exigencias figura el reparto de víveres en 40 comunidades campesinas del norte por un monto de dos millones de dólares.

Piden además la libertad de sus jefes fundadores, Alcides Oviedo y Carmen Villalba, presos y condenados por actos de terrorismo.

“En caso de que no cumplan, en ocho días el caso quedará cerrado y el retenido fusilado”, expresa el grupo armado que se declara marxista leninista.

Ninguna autoridad del Ejecutivo se pronunció sobre el material divulgado por la familia de Denis.

El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, hizo traer en el avión presidencial a un grupo de especialistas de la policía colombiana cuya ayuda le ofreció su homólogo Iván Duque.

El jefe de Estado también conversó con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien le prometió asistencia, en tanto que el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Michael Kuzak, dijo desde Washington que su país está atento a “la desaparición del exvicepresidente”.

En su material de propaganda, los cabecillas del EPP hablan de la expulsión del territorio de brasileños y menonitas que cultivan soja.

El secuestro de Denis, exvicepresidente por el corto período 2012-2013, se produjo una semana después de la muerte de dos niñas de 11 años en un enfrentamiento de los guerrilleros con el Ejército que atacó un campamento de ellos, situado a 30 km del lugar de la captura del político.

Fuentes de la inteligencia paraguaya aseguran que las fallecidas, que contaban con documentación argentina, son hijas de los principales dirigentes de la banda armada, Osvaldo Villalba y Manuel Cristaldo Mieres.

El EPP es un escisión del partido político izquierdista “Patria Libre” que participó en comicios hace 20 años.

Se le adjudica más de medio centenar de asesinatos, entre ellos a policías y militares, así como más de una decena de secuestros.