EVTV
EE.UU

Expolicía acusado de la muerte de George Floyd se exime de responsabilidades

Un exagente de la policía de Minneapolis acusado de violar los derechos civiles de George Floyd tomó el estrado este martes para defender por primera vez su accionar durante el fatal arresto del hombre negro, cuya muerte generó protestas contra la discriminación racial en Estados Unidos.

Tou Thao, de 35 años, es uno de los tres policías en juicio por sus acciones en el asesinato de Floyd, un hombre afroamericano de 46 años, y el primero en testificar públicamente sobre lo que ocurrió el 25 de mayo de 2020 en esa ciudad del estado de Minnesota.

Derek Chauvin, el exagente de la policía de Minneapolis, de tez blanca, quien se arrodilló sobre el cuello de Floyd ya esposado por casi 10 minutos hasta que se desmayó y murió, está cumpliendo una pena de 22 años de cárcel tras ser condenado por asesinato.

Mientras Chauvin se arrodillaba en el cuello de Floyd, Thao mantenía alejados a los curiosos de la escena, que le decían al agente condenado que se apartara del hombre negro visiblemente afectado.

«Yo estaba controlando a la multitud todo el tiempo», alegó Thao, quien se calificó a sí mismo por la función de ese momento como un «cono de tráfico humano».

Según Thao, le dijo a las personas presentes durante el procedimiento que los agentes «no estaban tratando de lastimar» a Floyd, sino que estaban «tratando de contenerlo».

Sostuvo que pensaba que Floyd estaba bajo la influencia de drogas, pero que «no tenía idea» de la seriedad de su condición hasta que los bomberos aparecieron en la escena.

«Yo estaba asumiendo que estábamos ocupándonos de él», justificó, refiriéndose a los otros oficiales presentes.

El abogado de Thao, de origen asiático, mostraba imágenes de técnicas de contención que se enseñan en los entrenamientos policiales.

Thao admitió que el uso de la rodilla como una técnica de contención «no era poco común». «Nos enseñaron a hacerlo», aseguró.

La escena fue grabada y publicada en internet y provocó manifestaciones multitudinarias contra el racismo y la brutalidad policial en todo Estados Unidos y en otros países.

La acusación imputa a Thao de «indiferencia deliberada» ante las necesidades médicas de Floyd, además de haber fallado en intervenir para detener el uso de una «fuerza irrazonable» de Chauvin contra la víctima.

El juicio de los tres policías comenzará el 13 de junio. Todos se han declarado no culpables.

AFP.