EVTV
Destacados

Fedecámaras pide incluir en las negociaciones de México la asignación del FMI

Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) emitió el pasado 3 de septiembre un documento en el cual celebraron con beneplácito la inclusión en la agenda de negociación el punto referente a la “protección de la economía nacional y las medidas de protección social en favor del pueblo de Venezuela”, al tiempo que pidieron agregar a la discusiones “la asignación de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En la carta, dirigida al facilitador de la mesa de diálogo entre el régimen de Nicolás Maduro y la Plataforma Unitaria de Venezuela, Dag Nylander, la organización gremial aseguró que Venezuela atraviesa “uno de los momentos más críticos” desde la perspectiva económica, político, social, institucional y sanitario de la historia “poniendo en riesgo así los derechos humanos de los venezolanos” debido a los efectos de la pandemia por covid-19. “Con la previamente existente crisis humanitaria compleja y multidimensional, reconocida por organismos internacionales y multilaterales”, señalaron.

En este sentido, la asociación empresarial señaló como una “urgencia” el rescate del sector privado del país, al que calificaron como un “factor fundamental para el desarrollo del país”. Agregaron que el país necesita “financiamiento internacional y del diseño de políticas públicas adecuadas” para la reactivación del aparato productivo nacional “en el marco de la garantías constitucionales de la libertad económica, de propiedad privada, libre iniciativa empresarial como la seguridad jurídica para la inversión”.

“El país requiere de un plan concertado de recuperación de la actividad productiva que permita un retorno a la normalidad de manera ordenada, saludable y segura, garantizando a los trabajadores ingresos suficientes para alimentarse, protegerse y cubrir las necesidades del núcleo familiar”, señala el documento.

De la misma manera, consideraron que el conflicto político se ha constituido en un “obstáculo” para el acceso del país al financiamiento internacional por parte de organismos multilaterales. “Es menester acuerdos humanitarios inmediatos entre los actores políticos (…) Para obtenerlo y destinarlo, con especial énfasis, hacía alimentos, medicinas y la vacunación contra la covid-19”.