EVTV
Internacionales

Fiscalía peruana investiga a hombre que alardeó en TikTok de haber violado a mujeres

La Fiscalía de Perú comenzó a investigar a un hombre de 25 años que, hace un par de días, alardeó en la red social TikTok de haber violado junto a otro sujeto a dos mujeres que estaban ebrias.

Sebastián Palacín Newell relató en un video, a modo de hazaña, que junto a otro hombre habían violado a dos mujeres en el balneario de Punta Hermosa, al sur de Lima, un delito pasible según la ley peruna de una condena de 26 años de prisión.

La difusión del video generó de inmediato expresiones de rechazo, por lo que, Palacín borró la publicación y negó las supuestas violaciones, afirmando que había hecho un «experimento social» para medir las reacciones de los cibernautas.

Sin embargo, esto no impidió que la Fiscalía abriera una investigación preliminar de 60 días en su contra «por la presunta comisión del delito de violación de la libertad sexual en perjuicio de dos ciudadanas aún por identificar».

La abogada penalista Liliana Calderón explicó al diario local El Comercio que lo narrado en el video está tipificado en el artículo 171 del Código Penal como «delito de violación de persona en estado de inconsciencia».

Además, advirtió que si las agresiones sexuales no ocurrieron, Palacin igual podría ser juzgado por el delito de «apología», que conlleva una pena de entre uno y cuatro años de prisión, «pues continúa perpetuando la violencia al banalizar casos graves».

El padre del investigado, el abogado Julián Palacín, un alto funcionario del gobierno del presidente izquierdista Pedro Castillo, expresó su «más profundo dolor» por el caso y afirmó que su hijo «deberá asumir las consecuencias de sus expresiones como mayor de edad que es”.

«La falta de respeto a la dignidad de las mujeres no puede ser motivo de burla bajo ninguna circunstancia. Serán las autoridades correspondientes y mi hijo quienes aclaren este tema con la verdad por delante», añadió.

El caso estalló mientras el presidente Castillo impulsa una controvertida reforma legal para que los agresores sexuales sean sometidos a una «castración química».

AFP.