EVTV
EE.UU

Gobernadores y funcionarios en EEUU enfrentados por el uso de mascarillas en las escuelas

Dos distritos escolares en Texas están desafiando una orden emitida por el gobernador Greg Abbott que prohíbe a las administraciones locales emitir mandatos de mascarillas mientras el estado del suroeste de los EE. UU. enfrenta un aumento dramático de nuevas infecciones por COVID-19.

Michael Hinojosa, superintendente del Distrito Escolar Independiente de Dallas, anunció el lunes que todos los estudiantes y maestros deben usar mascarillas. La medida se produce pocos días después de que el superintendente de las escuelas públicas de Houston, el distrito escolar más grande del estado, anunciara que le pedirá a la junta de fideicomisarios del distrito que apruebe un mandato similar.

El jefe de la junta directiva de comisionados del condado de Dallas, el juez Clay Jenkins, presentó una demanda contra la orden ejecutiva de Abbott. El South Center for Child Advocacy, una organización sin fines de lucro, también presentó una demanda en el condado de Travis, cuya sede en el condado, Austin, es también la capital del estado, en busca de una orden de restricción temporal contra la orden del gobernador.

En medio de la creciente oposición a su orden, Abbott pidió el lunes que los hospitales de todo el estado retrasen voluntariamente todas las cirugías y procedimientos médicos electivos o que no sean de emergencia para enfocar todos sus esfuerzos en tratar el número creciente de pacientes con COVID-19. Muchos hospitales han alcanzado o excedido la capacidad de los pacientes, con dos hospitales importantes en Houston erigiendo carpas para manejar el desbordamiento de pacientes con coronavirus.

Abbott también está indicando a las agencias estatales que busquen personal médico adicional fuera del estado para ayudar con el nuevo aumento de pacientes.

Otro gobernador que se está enfrentando a los funcionarios locales por los mandatos de máscaras mientras los casos de COVID-19 aumentan en su estado es Ron DeSantis de Florida, quien ha amenazado con retener los fondos a los distritos escolares y retener los salarios de los superintendentes locales y miembros de la junta escolar que desafíen su orden que prohíbe tales mandatos. Al igual que Texas, el estado del sureste está luchando para lidiar con el nuevo aumento de pacientes con coronavirus, con más del 40% de las camas de cuidados intensivos en los hospitales de Florida llenas de pacientes con covid.

Con información de Voz de América