EVTV
Historias de éxitos

HISTORIA DE ÉXTO | Desde Madrid, Rómulo Moncada deleita a todos con tequeños y arepa

Desde la icónica Plaza del Callao en la ciudad de Madrid, en España, Rómulo Moncada enamora no solo a los españoles sino a personas de distintas nacionalidades con platos venezolanos como el tequeño y la arepa, dos de sus emblemas en el restaurante Gramabar (@gramabar).

En una entrevista para El Pitazo, Moncada explicó que su negocio nació en 2014, cuando la comida venezolana no era tan conocida en España, pero contaba con la ventaja de que su local estaba ubicado en una plaza muy frecuentada por turistas, quienes al ingresar y probar su menú quedaban cautivados.

“Para 2014 empecé con lo que era un gastrobar y terminé con un restaurante venezolano al 100 % hoy en día, ofreciendo desde la arepa hasta sancocho de costilla, cruzado, pescado frito, o sea 100 % venezolano y funciona muy bien”, afirmó.

Actualmente, Gramabar ofrece un amplio menú en donde la arepa, en sus diferentes presentaciones, se ha convertido en uno de los platos más pedidos por el público. Sin embargo, no es el único, puesto que el tequeño es otro de los productos que más buscan los comensales.

Además, presentan un plato bautizado la cesta criolla, una bandeja donde las personas pueden disfrutar del patacón, la cachapa, empanadas, arepitas, tajadas y tequeños. Su menú lo completan platos como el pabellón criollo, parrillas y hamburguesas, entre otros.

Para la temporada navideña busca que los venezolanos en España estén cerca del sabor y tradición de su país, por lo que también ofrece la tradicional hallaca y el característico pan de jamón. “La comunidad venezolana en cada parte del mundo ha hecho que la gastronomía venezolana agarre muchísimo más vuelo”, asegura.

Para la temporada navideña busca que los venezolanos en España estén cerca del sabor y tradición de su país, por lo que también ofrece la tradicional hallaca y el característico pan de jamón. “La comunidad venezolana en cada parte del mundo ha hecho que la gastronomía venezolana agarre muchísimo más vuelo”, asegura.

Sin embargo, Moncada asegura que, como el Derecho, la pasión por la cocina siempre ha estado en su familia, de la que aprendió muchas de las cosas que hoy en día replica en suelo español.

Esa misma pasión lo llevó a desarrollar un segundo emprendimiento justo antes de que se declarara el confinamiento por la pandemia del COVID-19. Se trata de Sákale (@sakalemadrid), un restaurante que ofrece sushi al estilo venezolano. “Gramabar y Sákale son menús diferentes, pero los trabajamos como marcas hermanas. El que conoce Gramabar va a saber reconocer el sabor de Sákale”, indicó.

Nota completa en EL PITAZO