EVTV
EE.UU

¿Impulsan los estímulos económicos de Estados Unidos a la economía mundial?

El Salvado

Estados Unidos ha destinado miles de millones de dólares a su economía durante la pandemia, y si el presidente Joe Biden consigue avanzar en su agenda, continuará haciéndolo durante los próximos años.

Si bien la mayor parte de la atención a los pagos de estímulo y recuperación en Estados Unidos se ha centrado en el impacto económico interno, los economistas tienen en cuenta otro efecto secundario: los beneficios “indirectos” para el resto del mundo.

“El gobierno está enviando cheques a todo el mundo”, dijo Joseph Gagnon, investigador principal del Instituto Peterson de Economía Internacional. “Los hogares y los gobiernos estatales y locales están comprando todo tipo de suministros para la educación y la atención médica; no hemos tenido un déficit presupuestario gubernamental tan grande desde la Segunda Guerra Mundial”.

El reporte del Departamento del Trabajo podría indicar que el mercado laboral ha enderezado su curso después de caer en diciembre y rebotar en febrero.

Aunque actualmente es imposible decir qué porcentaje del dinero del estímulo proveniente del gobierno federal se gastará en lugar de ahorrar, la cantidad “masiva” de dinero involucrada garantiza grandes impactos económicos, dijo Gagnon.

Un “experimento fenomenal”

Gagnon explicó que en un auge económico, el porcentaje de gasto dirigido al exterior, en tiempos normales entre el 15% y el 20%, aumenta drásticamente. “Eso significa que tal vez hasta un 30% de todo este gasto adicional podría extenderse a otros países”.

El nivel de gasto de Estados Unidos en este momento equivale a un “experimento fenomenal”, dijo Gagnon.

“En general, es bueno para el mundo”, dijo. “De hecho, es tan bueno que podría terminar siendo un problema político en Estados Unidos, porque nuestro déficit comercial será mucho mayor y la gente dirá: ‘¿por qué el gobierno federal está pidiendo prestado todo este dinero para respaldar los empleos en China y en Alemania’?”

Estados Unidos, la ‘locomotora’

Falk Bräuning, economista y asesor de políticas del Departamento de Investigación del Banco de la Reserva Federal de Boston, dijo que existe un “fuerte consenso “entre los economistas de que los efectos secundarios del aumento del gasto estadounidense son muy importantes para otros países.

“Estados Unidos está realmente en camino de una recuperación muy fuerte después del año pasado”, dijo, y agregó que Estados Unidos, como la economía más grande del mundo, puede servir como una “locomotora” que atraiga a otras economías.

The front facade of the NYSE is seen in New York
Economía: acciones mundiales se mantienen cerca de máximos récord
Pese al creciente número de casos de COVID-19 y las tensiones geopolíticas entre China y Taiwán y entre Rusia y Ucrania, los mercados ciertamente se manifestaban optimistas.

“El auge de la economía estadounidense ayudará a otros países a recuperarse más rápido y con más fuerza”, dijo Bräuning. “De modo que esperamos efectos indirectos fuertes y positivos sobre los socios comerciales directos de Estados Unidos. De hecho, vemos que parte de eso ya se está materializando”.

Alemania, señaló, ya está reportando un fuerte crecimiento de las exportaciones a los EE. UU. basado en el aumento de la demanda.

Algunos se benefician más que otros

La mayor parte del beneficio del aumento del gasto estadounidense en el exterior probablemente se acumulará en otras grandes economías de Europa y Asia, dijeron los expertos. Y países como México y las naciones de América Central, que tienen economías estrechamente vinculadas a los Estados Unidos, probablemente verán aumentos sustanciales en sus exportaciones.

El primer encuentro versó sobre la colaboración económica de ambos gobiernos y fue virtual. Más reuniones están previstas para miércoles y jueves en Guatemala.

Los países que dependen del turismo para la mayor parte de sus ingresos, sin embargo, probablemente no verán muchos beneficios del aumento del gasto estadounidense hasta que la industria de viajes se recupere más completamente.

Y el auge económico en Estados Unidos, si bien es una buena noticia para gran parte del mundo, también podría tener algunos inconvenientes.

Inflación y aumento de intereses

Desmond Lachman, un miembro residente del American Enterprise Institute en Washington, dijo que espera que el gran volumen de gasto adicional en Estados Unidos sobrecaliente la economía durante el próximo año, y eso tendrá efectos posteriores que puede dañar a otros países.

“El lado negativo es que si la economía de Estados Unidos se sobrecalienta… entonces lo que eso hace es producir altas tasas de interés en Estados Unidos”, dijo.

Cuando eso suceda, los inversionistas que hayan llevado su dinero al extranjero en busca de mayores rendimientos comenzarán a ver nuevas oportunidades en los EE. UU. y recuperarán ese dinero. Lachman señaló que exactamente lo mismo sucedió en 2013, cuando la Reserva Federal comenzó a subir las tasas de interés después de la Gran Recesión.

“Esto es serio, porque muchos de estos países simplemente dependen totalmente del dinero que viene de Estados Unidos para mantenerse a flote”, dijo Lachman. “Tienen grandes déficits presupuestarios y realmente están en muy mal estado”.

Lachman dijo que está mirando particularmente a países como Brasil, Sudáfrica y Turquía, que se verían particularmente afectados si el capital estadounidense comienza a fluir lejos de ellos.

Los problemas se agravarán para los países que han pedido prestado dinero que deben devolver en dólares estadounidenses. A medida que suben las tasas de interés estadounidenses y el dólar se fortalece, hacer esos pagos de la deuda se convertirá en una carga financiera mayor para las naciones deudoras.

Un enfoque cauteloso

Bräuning, el economista del Banco de la Reserva Federal de Boston, dijo que la Reserva es muy consciente de los efectos potencialmente dañinos de los flujos de capital internacionales interrumpidos, y será cauteloso sobre cómo enfoca los cambios en la política monetaria.

“Creo que la clave para evitar estos efectos disruptivos es que las tasas de interés aumenten gradualmente y no de manera abrupta”, dijo. La investigación económica, expuso, “ha encontrado que mientras haya una trayectoria gradual y predecible de la tasa de interés, estos efectos disruptivos, especialmente para los mercados emergentes, resultantes de las salidas de capital, son mucho menos severos”.

Fuente Voanoticias.com