EVTV
Internacionales

Indígenas bolivianos marcharon para reclamar atención del gobierno izquierdista

Unos 3.000 aimaras, aliados del presidente izquierdista Luis Arce, marcharon este miércoles en La Paz para exigirle de manera inusual implementar políticas a su favor, como empresas agrícolas o una academia militar para indígenas.

«Hemos sido postergados, vemos con mucho pesar, con mucha pena cómo desde el gobierno se hacen obras millonarias en diferentes lugares del país, pero menos en Omasuyos», una provincia aimara del departamento de La Paz y bastión oficialista, dijo a la AFP el dirigente Rudy Condori.

Señaló que están «entristecidos» por la falta de atención, «después de tanto apoyo para garantizar la democracia, [pero] ahora el gobierno privilegia a otros sectores».

Los aimaras, de la agrupación nativa «Ponchos Rojos», marcharon unos 10 kilómetros desde la ciudad de El Alto hasta La Paz, sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Caminaron en columnas y portando las banderas «whipalas», el multicolor y ajedrezado símbolo de los indígenas.

En la plaza de Armas, donde el presidente Arce tiene sus oficinas, intentaron burlar la vigilancia policial, pero los uniformados usaron gases lacrimógenos, sin mayores consecuencias.

Los «Ponchos Rojos» han sido leales aliados del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), durante las gestiones del expresidente Evo Morales (2006-2019) y del actual mandatario Arce (desde 2020).

Desde que el MAS llegó al poder, ese sector indígena ha participado de todas las manifestaciones oficialistas.

Incluso en 2019 realizaron bloqueos de carreteras para rechazar el gobierno de la presidenta interina de derecha, Jeanine Áñez, a quien acusaron de haber propinado un golpe de Estado contra Morales.

Condori dijo que entregaron este miércoles al poder Ejecutivo una lista de demandas, que incluye 18 fábricas agropecuarias, un hospital de tercer nivel, Internet para toda la región, radios y canales de televisión y una academia militar.

Explicó que la academia militar es porque las Fuerzas Armadas «rompieron el orden constitucional» en 2019, cuando apoyaron la salida de Morales, en el poder desde 2006.

AFP.