EVTV
Destacados

Indígenas ecuatorianos continúan bloqueos en Quito pese al llamado a dialogar

Indígenas ecuatorianos bloquearon este jueves los accesos a Quito y otras carreteras del país en el cuarto día de protestas contra el alza del costo de vida, que se extendieron a otros sectores, mientras el gobierno de Guillermo Lasso insistió en su llamado al diálogo para ponerles fin.

En el sur de la capital, donde se concentraban pequeños grupos de nativos, se registró una fuerte presencia policial para despejar vías, cerradas con neumáticos en llamas, troncos y rocas.

«Aquí estamos por el alto costo de la vida. La subida del precio del combustible nos ha afectado mucho en nuestros campos», dijo a la AFP José Pallo, un indígena de la localidad de Saquisilí (sur).

Un camión que transportaba a manifestantes volcó en Quito dejando doce heridos, según los bomberos. El vehículo llevaba pegado un cartel con la leyenda «Presentes al paro ¡Fuera Lasso!».

Mientras los manifestantes reclamaban en las calles, Lasso, un exbanquero de derecha en el poder desde hace un año, volvió a lanzar una rama de olivo.

«Hemos llamado al diálogo por las familias ecuatorianas, por el campesino, por el niño que quiere regresar a su aula, por el transportista que no puede avanzar con una vía cerrada», dijo el gobernante en un nuevo tuit.

Lasso conversó con representantes del transporte de carga en la sede presidencial, en una reunión a la que tildó de «positiva», luego de que decenas de camiones también cerraran el paso hacia Quito.

– «Indiferencia» –

Las protestas, a las que se han unido estudiantes y profesores, empezaron el lunes por tiempo indefinido por convocatoria de la poderosa y opositora Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), que pide la reducción de precios a 1,50 dólares para el galón de 3,78 litros de diésel y a 2,10 para la gasolina de 85 octanos.

Entre mayo de 2020 y octubre de 2021, el diésel subió en 90% (de 1 a 1,90 dólares) y la gasolina extra en 46% (1,75 a 2,55).

Luego de tres días de manifestaciones, todavía no hay luz al final del túnel: el titular de la Conaie, Leonidas Iza, considera que el Ejecutivo no ofrece garantías para conversar afirmando que no ha atendido los pedidos de los pueblos originarios.

Los indígenas, que representan un millón de los 17,7 millones de ecuatorianos, «luego de un año no hemos tenido respuestas», manifestó.

El gobierno de Lasso y la Conaie sostuvieron negociaciones el año pasado, sin resultados.

«Mientras no tengamos esta respuesta, continuamos las acciones de movilización en todo el territorio nacional, hasta lograr que el gobierno despierte de su indiferencia», expresó Iza en una nueva alocución transmitida por redes sociales por su organización.

– Reactivación y pérdidas –

La Conaie, que participó en revueltas que derrocaron a tres mandatarios entre 1997 y 2005, señaló que presentó el lunes ante el Ejecutivo un pliego con diez demandas.

En especial exigen la reducción de los precios de los combustibles pero también la regulación del precio de los productos agrícolas y la renegociación de deudas que cuatro millones de familias con la banca.

«#NoPodemosParar», respondió Lasso. «Solo tenemos tiempo para continuar en la línea de reactivación» de la economía, golpeada por la pandemia de covid-19.

En 15 de las 24 provincias del país se registraban cortes de carreteras, de acuerdo con el Servicio Integrado de Seguridad ECU911. Manifestaciones y marchas también se daban en ciudades como Riobamba, Salcedo y Guaranda (sur), según la Conaie, que protagonizó fuertes protestas antigobierno en 2019, con once muertos, y 2021.

Los indígenas reportan 14 heridos en incidentes.

Ocho agentes resultaron con heridas, mientras que otros once y un fiscal fueron retenidos temporalmente por manifestantes, según la policía, que también informó de 29 detenidos.

Iza, quien fue arrestado por un día y enfrentará un juicio por bloquear las vías durante las manifestaciones, señaló que la resolución de las organizaciones aborígenes es movilizarse de manera indefinida.

Las protestas ya están afectando al sector productivo, incluyendo el petrolero con la paralización de pozos en la selva amazónica. Ecuador produjo 481.000 barriles diarios de petróleo entre enero y abril, de acuerdo con el Banco Central.

El ministro de Producción, Julio Prado, indicó que las pérdidas por las protestas ascienden a 20 millones de dólares. Más de una semana de manifestaciones en 2019 provocaron perjuicios económicos por 800 millones de dólares.

El jueves, en medio de las protestas, el secretario de Comunicación de la presidencia, Eduardo Bonilla, anunció que dejó el cargo.

AFP.