EVTV
EE.UU

Inflación de EEUU sube a 5.4%

Los precios al consumidor subieron un 0.4% el mes pasado, por encima de la subida de agosto, en lo que viene a ser el mayor aumento de la inflación en 13 años.

Con respecto al año anterior, el índice de precios al consumidor subió 5.4% en septiembre, según dijo este miércoles el Departamento de Trabajo. Esta cifra está por encima del aumento del 5.3% de agosto y es igual a los aumentos en junio y julio, con respecto a los 12 meses previos, que fueron los más altos desde 2008, reportó la agencia de noticias The Associated Press.

Excluyendo la energía y los alimentos, por categorías la inflación aumentó un 0.2% en septiembre y un 4% en comparación con el año anterior. En junio, los precios básicos alcanzaron un máximo de tres décadas del 4.5% por encima.

El inesperado aumento de la inflación de este año refleja los precios mucho más altos de los alimentos y la energía, pero también de los automóviles nuevos y usados, las habitaciones de hotel, la ropa y los muebles, entre otros bienes y servicios.

El covid-19 ha cerrado fábricas en Asia y ha ralentizado las operaciones portuarias de EEUU, dejando a los buques portacontenedores anclados en el mar y a los consumidores y empresas pagando más por los bienes que no llegan durante meses.

Los precios más altos también están superando las ganancias salariales que muchos trabajadores pueden obtener de las empresas, que tienen que pagar más para atraer empleados. Los salarios medios por hora aumentaron un 4.6% en septiembre con respecto al año anterior, un aumento saludable, pero no lo suficiente para mantenerse al día con la inflación.

Los precios del gas subieron un 1.2% el mes pasado y se han disparado más del 42% en comparación con el año pasado. Los precios de la electricidad subieron un 0.8% en septiembre con respecto al mes de agosto.

Las interrupciones en la cadena de suministro continúan elevando los precios de los automóviles nuevos, que aumentaron un 1.3% el mes pasado y un 8.7% más que hace un año, el mayor aumento en 12 meses desde 1980. La escasez de semiconductores ha restringido la producción de vehículos y ha dejado menos automóviles en los concesionarios.

Nota completa, INGRESE AQUÍ