EVTV
Destacados

Israel pide a EE.UU. “mantenerse al margen” del conflicto en Jerusalén

Maduro

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el de Israel se enfrentaron ante la reciente escalada de violencia entre las fuerzas de seguridad del país hebreo y palestinos en Jerusalén, por lo que funcionarios israelíes pidieron a la Casa Blanca “mantenerse al margen”, de acuerdo con el medio de Axios.

Este enfrentamiento es la primera gran crisis entre israelíes y palestinos con la que lidia tenido que lidiar la administración Biden. Después de cuatro años de “no intromisión” sin “guerras” parte de la gestión del ex presidente, Donald Trump, Israel, ahora, se enfrenta a un gobierno estadounidense que es mucho más crítico.

Al menos 215 palestinos resultaron heridos durante los enfrentamientos con la policía israelí el lunes en el complejo de la mezquita Al-Aqsa, incluidos 153 que fueron hospitalizados, según AP.

Hasta ahora, Biden tomó el conflicto israelí-palestino como una prioridad muy baja en comparación con otros temas de política exterior.

La Casa Blanca no estaba interesada en gastar mucho capital político o tiempo en el tema y ​​buscaba evitar una pelea con Israel por el conflicto palestino, pero la crisis de Jerusalén que estalló durante el fin de semana y provocó que muchos miembros del Congreso y organizaciones progresistas intervinieran y exigieran la intervención de la Casa Blanca.

Ante ello administración Biden se encuentra montioreando la escalada del conflicto en Tierra Sante de los últimos días y planteó sus preocupaciones a Israel tanto en privado como en público. El tema estaba siendo tratado principalmente por el Departamento de Estado, pero la Casa Blanca intervino el domingo cuando el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan llamó a su homólogo israelí, Meir Ben Shabbat.

La Casa Blanca informó que Sullivan expresó su preocupación por las tensiones en la mezquita de Al-Aqsa y en el vecindario de Sheikh Jarrah en Jerusalén Este, donde 300 palestinos están bajo amenaza de desalojo de sus hogares.

Sullivan, también “alentó al gobierno israelí a tomar las medidas apropiadas para garantizar la calma durante las conmemoraciones del Día de Jerusalén” que se llevarán a cabo este lunes, según un resumen de la llamada de la Casa Blanca.

En resumen, el lenguaje utilizado por EE.UU. fue bastante suave y moderado, pero los israelíes respondieron con su propia versión de la llamada que dio la impresión de que la conversación era mucho más difícil.

De acuerdo con Axios, funcionarios israelíes comentaron que Ben Shabbat manifestó a Sullivan durante la llamada telefónica que Israel cree que la administración Biden y el resto de la comunidad internacional deberían mantenerse “al margen” de la crisis en Jerusalén y evitar presionar a Israel.

“La intervención internacional es una recompensa para los alborotadores palestinos y aquellos que los respaldan y que buscaban presión internacional sobre Israel”, dijo un funcionario israelí informado sobre la llamada a Axios.

El funcionario israelí dijo que Ben Shabbat le dijo a Sullivan que Israel está manejando los eventos en Jerusalén “desde una posición de soberanía y responsabilidad, independientemente de las provocaciones palestinas”.

El asesor de seguridad nacional israelí habría dicho a su homólogo estadounidense que si Estados Unidos y la comunidad internacional quieren ayudar a restablecer la calma, “deberían presionar a los elementos incitantes del lado palestinos”. Ante ello, Sullivan le aseguró a Ben-Shabat que EE.UU. permanecerá completamente comprometido en los próximos días para promover la calma en Jerusalén.

Se espera que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reúna para una sesión a puerta cerrada la tarde este lunes para recibir actualizaciones sobre el conflcito en Jerusalén.

 

Con información de Axios