EVTV
Coronavirus

Japón retirará restricciones por covid para turistas extranjeros

Japón

Japón retirará a partir del 11 de octubre las estrictas restricciones a los turistas extranjeros impuestas hace dos años para luchar contra la pandemia de covid-19, según anuncio su primer ministro Fumio Kishida.

En unas declaraciones el jueves en Nueva York, donde participaba en la Asamblea General de la ONU, Kishida dijo que «a partir del 11 de octubre, Japón (va a) suavizar los controles en las fronteras y autorizar de nuevo la exención de visado y los viajes individuales».

La cuota de llegadas diarias a Japón se había ido elevando paulatinamente desde principios de año y recientemente se situó en 50.000. Este límite también será suprimido, agregó Kishida.

La debilidad del yen, que ha perdido un 20% de su valor frente al dólar desde principios de año, debería hacer que Japón sea aún más atractivo para muchos visitantes.

Y una entrada de divisas podría ayudar a detener la caída de la moneda nacional y dar un impulso a la recuperación económica.

En junio, el gobierno japonés autorizó el regreso de turistas extranjeros, pero solo como parte de viajes organizados. Este dispositivo se había aligerado a principios de septiembre para autorizar estancias individuales, pero aún a través de una agencia de viajes.

Fumio Kishida «asumió el cargo hace un año sabiendo que la percepción de una gestión torpe de la pandemia había sido un factor clave de pérdida de confianza de la opinión pública» en su predecesor Yoshihide Suga, dijo recientemente a la AFP James Brady, especialista de la política nipona en el gabinete Teneo.

Por ello, Kishida se mostró «extremadamente prudente para no repetir estos mismos errores», agregó el analista.

Japón no recurrió al confinamiento durante la pandemia, pero el uso de mascarillas, sin que las autoridades lo impongan, sigue estando muy extendido en los lugares y transportes públicos. La tasa de mortalidad atribuible al coronavirus ha sido relativamente baja (menos de 35 muertos por cada 100.000 habitantes).

En las calles de Tokio, las reacciones eran más bien positivas el viernes. «Creo que es una buena cosa para traer de forma progresiva a los turistas extranjeros aquí», declaró Michio Kano, de 76 años y que regenta un bar.

Aunque lo que querría es que a esta medida le siguiera la reducción de normas anticovid. «No se pueden suavizar las normas para los extranjeros y seguir diciendo a los japoneses ‘hagan esto, hagan aquello'».

AFP