EVTV
Destacados

¿Juicio Político o 25ª enmienda? El camino hacia la posible destitución de Trump

Juicio

Los legisladores demócratas no desmayan en su intención de enjuiciar, por segunda vez, al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Este lunes, los congresistas de esa tolda hicieron valer su mayoría en la Cámara de Representantes y gracias a ella aprobaron el cargo de “incitación a la insurrección”.

 

La acusación, que será votada en 48 horas, durante la plenaria de este miércoles, atribuye a Trump la autoría intelectual de la toma a la sede del Congreso, ocurrida el pasado 6 de enero.

 

Voceros como Nacy Pelosi, actual presidenta de la Cámara Baja, apuntan al magnate como el responsable del incidente. “El horror del vigente asalto a nuestra democracia se ha intensificado”, manifestó Pelosi, durante la jornada de este 11 de enero.

 

Para ella y para otros legisladores fue el gobernante quien promovió la embestida contra el Capitolio.

 

Ello habría ocurrido durante un acto de masas que se celebró horas antes, en las adyacencias de la Casa Blanca. En ese mitin – y según lo demuestran grabaciones divulgadas por la prensa – el republicano pidió marchar hasta el edificio que acoge al Legislativo para evitar que se certificara la victoria electoral de Joe Biden.

 

Si la propuesta de “impeachment” prospera en la Cámara de Representantes, Donald Trump se convertiría en el primer jefe de Estado estadounidense en ser sometido a dos mociones de censura consecutivas, durante un mismo término presidencial. Sin embargo, su destitución sólo se concretaría si el asunto llega al Senado y es aprobado por los integrantes de esa instancia.

 

La otra vía para remover a Trump de la Presidencia es la establecida en la 25ª enmienda de la Constitución estadounidense. Ese apartado faculta al vicepresidente Mike Pence para declarar por escrito, ante las dos cámaras del Congreso, la incapacidad de su coequipero para ejercer y cumplir sus funciones.

 

Si ello ocurriera, el magnate sería inhabilitado de forma inmediata y Pence ocuparía cargo de manera accidental, hasta la toma de posesión de Joe Biden, el próximo 20 de enero.

 

Por decisión de los demócratas en la Cámara Baja, Mike Pence tiene 24 horas para invocar y activar la enmienda. Dado que esa posibilidad luce poco probable, un segundo “impeachment” contra Donald Trump parece inevitable.