EVTV
Internacionales

Julia se disipa en Guatemala tras dejar al menos 11 muertos en Centroamérica

La depresión tropical Julia se disipó este lunes en el oeste de Guatemala, cerca de México, luego de dejar al menos 11 muertos y ocho desaparecidos en el norte de Centroamérica, así como inundaciones y daños materiales, según reportes oficiales.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH) señaló que los remanentes de Julia quedaron disipados en el oeste de Guatemala hacia las 21H00 GMT, pero alertó que estos pueden dejar lluvias que provoquen inundaciones en Centroamérica y el sur de México.

Cinco soldados del ejército que apoyaban acciones de seguridad en El Salvador murieron tras colapsar un muro donde se resguardaban del temporal, confirmó el ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro. El suceso se registró en Comasagua, a 30 km al suroeste de la capital.

La policía salvadoreña informó en Twitter que «al menos dos personas murieron soterradas» tras el derrumbe de un muro que destruyó una vivienda en el poblado de Guatajiagua, unos 150 km al este de San Salvador.

En tanto, el viceministro de Gobernación de ese país, Raúl Juárez, reportó otros dos fallecidos en distintos casos relacionados con las lluvias causadas por Julia en el departamento de Sonsonate (suroeste).

En Honduras, Wilmer Wood, alcalde de la localidad de Brus Laguna, en el departamento oriental de Gracias a Dios, reportó la muerte de dos personas tras naufragar una lancha por efecto del fuerte oleaje que dejó Julia.

Una persona más se encuentra desaparecida, agregó.

En el norte de Guatemala, cinco miembros de una familia quedaron soterrados bajo los escombros de su vivienda en un poblado indígena a causa de un deslave de tierra y los cuerpos de socorro trabajan para rescatar los cuerpos, dijo la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred).

La misma entidad estatal informó que dos hombres están desaparecidos tras ser arrastrados por el río Cahabón, en la misma región.

El ciclón tocó tierra en la costa caribeña de Nicaragua la madrugada del domingo como huracán categoría 1. Luego entró en el Océano Pacífico, de donde pasó a El Salvador, país en el que dejó la mayoría de muertes.

Julia dejó El Salvador e ingresó como depresión tropical el lunes por la mañana a Guatemala por el este del país, donde comenzó a perder fuerza hasta disiparse por la tarde en una zona montañosa del oeste del país.

– «Sin dormir» –

«Ha sido un diluvio con fuertes vientos que nos mantuvo sin dormir y nos dejó sin electricidad», declaró a la AFP Marina Pacheco, una vecina del suroriental departamento de Usulután, en El Salvador.

El gobierno salvadoreño ha habilitado por todo el territorio del país 81 albergues, donde hay resguardadas 1.000 personas en distintas zonas.

En tanto, el alcalde de la ciudad de San Miguel (este), Wilfredo Salgado, pidió a la población de una comunidad del lugar «no poner en peligro su integridad física», luego que el río Grande se desbordara e inundara las calles.

– Daños a infraestructura –
Desde Guatemala hasta Panamá, las autoridades reportaron casas anegadas o destruidas, carreteras inundadas o cortadas y puentes colapsados total o parcialmente.

El gobierno nicaragüense declaró una alerta roja tras los estragos que causó Julia a su paso por el territorio, donde se desbordaron ríos e infraestructuras y sistema de comunicación sufrieron daños .

La vicepresidenta Rosario Murillo detalló que Julia dejó 7.500 personas afectadas, 3.000 viviendas inundadas, otras 2.000 con techos dañados por los vientos, 78 ríos desbordados y muros derrumbados.

A su vez, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, decretó un estado de calamidad por 30 días que debe ratificar o rechazar el Congreso unicameral de corte oficialista.

Giammattei también suspendió las clases y dijo que están disponibles 1.855 albergues para el resguardo de víctimas. Según Protección Civil, los daños a carreteras y puentes afecta la movilidad de unas 166.000 personas.

En Honduras, la Empresa Hondureña de Infraestructura y Servicios Aeroportuarios (EHISA) reabrió el aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales en San Pedro Sula, y en Panamá las autoridades reportaron un centenar de casas afectadas y el colapso de algunas infraestructuras.

Julia es segundo huracán de la temporada 2022 que afecta a Centroamérica después de que en julio Bonnie ingresara por el Caribe por la frontera entre Nicaragua y Costa Rica.

A finales de 2020, los huracanes Eta e Iota azotaron la región centroamericana dejando al menos 200 muertos y otros tantos desaparecidos, así como millones de dólares en pérdidas.

El cambio climático produce un aumento de temperatura en las capas superficiales de los océanos, lo cual genera tormentas y huracanes más poderosos y con mayor cantidad de agua, según los expertos.

AFP