EVTV
EE.UU

Kamala Harris anunció más de $1.000 millones para atender desastres climáticos

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, calificó el cambio climático como una crisis “inmediata” y “urgente”, por lo que anunció que este año más de 1.000 millones de dólares serán destinados para responder a desastres naturales como las inundaciones en Kentucky e incendios forestales en California.

“El cambio climático se ha convertido en una crisis climática, y una amenaza ahora se ha convertido en realidad (…) La devastación es real. El daño es real. El impacto es real y lo estamos presenciando en tiempo real”, expresó en un discurso en la Universidad Internacional de Florida.

Harris alertó que la frecuencia de los desastres naturales se ha acelerado en un período de tiempo relativamente corto. “La ciencia es clara. El clima extremo solo empeorará y la crisis climática solo se acelerará”, añadió.

En 2021, Estados Unidos experimentó una veintena de desastres relacionados con el clima que causaron más de mil millones de dólares en daños cada uno, detalló Harris, citando un informe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. Hubo alrededor de seis desastres de este tipo por año en la década de 1990.

La Casa Blanca, según dijo, está liderando una respuesta de todo el gobierno a los desastres climáticos que “reconoce la urgencia de este momento y nuestra capacidad para hacer algo al respecto” y afirmó que líderes como ella y el presidente Joe Biden “tienen el deber de actuar” no solo después de que ocurra un desastre, sino antes de que ocurra un desastre.

Biden anunció el mes pasado que la administración duplicará el gasto una vez más en el año presupuestario que comienza en octubre, gastando 2.300 millones de dólares para ayudar a las comunidades a hacer frente a las altas temperaturas a través de programas administrados por FEMA y otras agencias.

-¿A quiénes beneficiará?-

Los planes y medidas de la Administración Biden tendrán en cuenta, según Harris, a «las comunidades de bajos ingresos», ya que «la crisis climática no impacta igual en todas las comunidades y los hogares sin aire acondicionado, las granjas o las personas con discapacidades» son más vulnerables.

Un total de $1 mil millones se pondrán a disposición a través del programa BRIC, y se ofrecerán otros $160 millones para asistencia de mitigación de inundaciones.

Jacksonville, Florida, estuvo entre las ciudades que recibieron dinero del programa BRIC el año pasado. La ciudad recibió $23 millones para infraestructura de mitigación de inundaciones y aguas pluviales. Jacksonville, la ciudad más grande de Florida, se encuentra en una región subtropical húmeda a lo largo del río St. Johns y el Océano Atlántico, lo que la hace vulnerable a las inundaciones cuando las cuencas de aguas pluviales alcanzan su capacidad máxima.

El Distrito de Administración del Agua del Sur de la Florida en el condado de Miami-Dade recibió $50 millones para la mitigación de inundaciones y reparaciones de estaciones de bombeo. El dinero protegerá a los vecindarios bajos del aumento del nivel del mar y las marejadas ciclónicas, indicó la vicepresidenta.

El condado de Kern, California, recibió casi $40 millones para el almacenamiento subterráneo de agua para permitir el acceso a agua limpia durante las sequías, mientras que Austin, Texas, recibió millones para mejorar su red eléctrica “para que los hogares, negocios y lugares de culto puedan mantener la electricidad durante el verano y tormentas de invierno”.

El programa de subvenciones se encuentra entre una serie de acciones de la administración de Biden destinadas a reducir las enfermedades relacionadas con el calor y proteger la salud pública , incluido un estándar de calor propuesto en el lugar de trabajo.

Con información de AP y AFP.