EVTV
Destacados

LA ENTREVISTA | Consultor Pedro Burelli: Se mezclaron todos los cables y se «chambuqueó» el coco

Negociación en México, presos políticos y la postura del gobierno de Estados Unidos (EEUU) y de Colombia ante la crisis de Venezuela fueron los pronunciamientos que hizo el consultor Pedro Mario Burelli, en el que aseguró que las autoridades estarían «mezclando todos los cables» con objetivos encontrados.

«Se mezclaron todos los cables y se chambuqueó el coco», comentó.

«NO SE PUEDE NEGOCIAR CON EL SECUESTRADOR»

Durante La Entrevista, el especialista criticó que el rol que estaría usando EEUU ante la negociaciones entre oposición y régimen de Venezuela es «rarísimo», porque «a los dos los trata de naricear».

«Es increíble que se este prometiendo quitar la presión a cambio de, prácticamente, nada. La oposición ha tomado la posición de negociar con cierta condiciones», señaló.

A su vez, indicó que ciertas personas de la oposición venezolana «está jugando» por una redición», debido a que «otros de los problemas de esa mesa en México es la mayoría de reclamos y fracasos».

«Cuando vez detrás de bastidores, hay cosas que no te dan confianza porque los negociadores quieren ceder cosas al régimen, lo que están haciendo es contra natural. Los secuestrados no pueden negociar con sus secuestradores», acotó.

Con esto último, utilizó de ejemplo el caso del retiro del embajador de Carlos Vecchio al darle su puesto en la mesa de diálogo a Freddy Guevara, una vez que fue liberado por esta condición.

«Vecchio tenia una posición dura y representaba una institucionalidad pero se lo quitaron y no hicieron nada (…) Jugaron política pequeña sin importar la mesa», comentó.

EEUU + RÉGIMEN = ABSURDO

Respecto a la postura que ha manifestado la administración de Joe Biden ante la crisis venezolana, el especialista subrayó que es contradictoria a los principios de la Casa Blanca y, aún más, con estas elecciones próximas.

«Biden tiene que aceptar que no puede ir a una reelección basado en las circunstancias. Un Presidente que viene debilitado, saldrá más debilitado», precisó, añadiendo que se debe también a actos que han marcado en estos dos años de gobierno en que mucha «gente está descontenta».

«Con Venezuela, lo primeros que tendrías que preguntarle (a Biden) es el por qué lo están haciendo, es una contradicción que han generado contra su propia política, democracia y derechos humanos. (…) Venezuela ha complicado todo esto (…) La contradicción la han generado ellos mismos y resuelve a partir del miércoles en la mañana», detalló.

Burelli también hizo énfasis en que con la decisión de oleoductos con Canadá, Biden estaría buscando solucionar sus problemas pero «Venezuela no puede».

«Esta estrategia debería haberse acabado, poner la democracia secundario a intereses de Chevron es bastante absurdo», apuntó.

¿Cómo afecta las elecciones de EEUU en Venezuela? 

Dentro de este orden de ideas, el consultor resaltó que las elecciones de medio mandato en Estados Unidos traería varios cambios, aunque no tantos, pero uno de ellos sería un posible reemplazo del senador Bob Menéndez, un demócrata que ha reiterado su posición contra de la dictadura de Nicolás Maduro y ha destacado su gran apoyo a los venezolanos que buscan sobrevivir en la crisis de Venezuela.

Asimismo, expuso que quien se encontrará en la Casa Blanca, en la elecciones de mitad de periodo, pierde curules en el senado; sin embargo, dijo, que el mayor caso fue el de «Obama cuando perdió 63 curules».

«La expectativa que hay es que los republicanos van a sumir el control de los senados, eso generaría en el comité, un fundamental control de republicanos (…) No deberia haber tanto cambio», agregó.

«SI MADURO DEJA DE VIOLAR LOS DERECHOS HUMANOS DEJA DE GOBERNAR»

El también ex miembro del directorio ejecutivo de Pdvsa, resaltó que muchos políticos han «manoseado» a Venezuela pero no se han obtenido «mejoras ni posibilidad de salida». Con ello, instó al mandatario de Colombia, Gustavo Petro, a hacer más que un discurso.

«Petro en su viaje de Paris es como cuando (Gerardo) Blyde y (Jorge) Rodríguez fueron a Oslo (…) Maduro no quiere negociar, el tipo que tendía ahorita algo mejor que un perdedor luego de las elecciones (…) Estamos en una mesa frente a unos secuestradores para ver cuales derechos nos regresan. No estoy de acuerdo en que americanos negocien en la mesa pero son los que tienen lo que el régimen quiere (…) Lamentablemente los que negocian con EEUU no meten miedo a los secuestradores», aseveró.

Siguiendo este orden de ideas, Burelli puntualizó que «si Maduro tuviera interés en cambiar algo, soltaría a presos políticos, pero esa voluntad no existe, porque si Maduro deja de violar derechos humanos deja de gobernar. Él gobierna por miedo».

«Los temas de Venezuela no se van a decantar por una política muy debilitada, la solución va a venir por al gravedad de los problemas que no se van a poder prevenir», finalizó,