EVTV
EE.UU

«La pesadilla para mí y mi familia terminó anoche», afirmó Gustavo Cárdenas, exgerente de Citgo

Tras permanecer más de cuatro años privado de libertad en Venezuela, Gustavo Cárdenas, un exgerente de Citgo liberado el martes, celebró con su familia el final de una larga “pesadilla” y pidió por la liberación de cinco compañeros que todavía están detenidos.

«Estoy muy feliz de estar en casa con mi familia, han sido más de cuatro años lejos de mis seres queridos. La pesadilla para mí y mi familia terminó anoche», expresó en un comunicado publicado por el periodista Joshua Goodman.

Su encarcelamiento, según relató, le ha causado mucho sufrimiento y dolor, mucho más de lo que puede explicar con mis palabras. “Salí de la cárcel y obtuve mi libertad después de unos 1570 días de cautiverio injusto. Fue un tiempo muy duro marcado por un profundo dolor, pero también por la fe, la esperanza, el amor y la supervivencia”, comentó.

Gustavo Cárdenas llegó a su casa en Houston a las 4:00 a.m. del miércoles procedente de Caracas, en compañía de un alto funcionario del Departamento de Estado que fue enviado para negociar la liberación de prisioneros estadounidenses en Venezuela.

Desde el fondo de su corazón, manifestó su deseo de que también sean liberados sus colegas Citgo que continúan prisioneros. «Ellos y sus familias merecen las mismas bendiciones y la libertad que tuve anoche», aseveró.

Por último, agradeció a todas las personas que creyeron en él y lucharon por su liberación, y adelantó que él y su familia tomarán algún tiempo para sanar las heridas por lo que pidió respeto y privacidad a la prensa.