EVTV
Actualizados

Lula arranca en Argentina su primera gira internacional

El presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva inicia este domingo su primera gira internacional con una visita a Argentina y Uruguay con el objetivo de devolver el protagonismo regional a Brasil tras la gestión del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Mientras estabiliza las mareas a lo interno a dos semanas de que seguidores radicales del bolsonarismo asaltaran las sedes del poder público en Brasilia, el líder de izquierda cumple su primer compromiso fuera de casa en este su tercer mandato como presidente.

Lula, de 77 años, comenzará en Argentina, como es tradición para mandatarios brasileños, donde participará en la séptima cumbre de la Celac y se reunirá el lunes en la Casa Rosada con su homólogo Alberto Fernández, quien además es amigo personal.

«Hay un propósito muy claro de los equipos de ambos países de avanzar en temas como integración energética y claramente integración gasífera», dijo este viernes el embajador Michel Arslanian, secretario para las Américas de Itamaraty, como se le conoce a la cancillería brasileña.

Brasil llega a Buenos Aires para «relanzar la relación al más alto nivel después de tres años de distanciamiento», agregó Arslanian.

«Marca un contraste con el período que precede», destacó refiriéndose a la administración de Bolsonaro, quien fue derrotado por Lula en las urnas por 1,8% de diferencia cuando buscaba la reelección en octubre.

Fernández, que fue objeto de constantes críticas del expresidente ultraderechista, mantiene una cordial relación con Lula, a quien incluso visitó en 2019 en la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba donde Lula se encontraba preso acusado de corrupción. En la época Fernández era candidato a la presidencia de Argentina.

Ambos presidentes se vieron en Brasilia el 2 de enero, un día después de la ceremonia inaugural de Lula.

– «Diálogo» –

Lula tiene prevista una reunión bilateral con el líder cubano Miguel Díaz Canel el martes en Buenos Aires, de acuerdo con fuentes del Planalto. Itamaraty, sin embargo, no confirmó la reunión.

Lula debe verse además con el presidente del Concejo Europeo, Charles Michel, en Buenos Aires.

También estaría en agenda un encuentro con el mandatario venezolano Nicolás Maduro, quien no acudió a la ceremonia inaugural de Lula en Brasilia, y envió en su lugar a su aliado próximo y presidente del Congreso Nacional, Jorge Rodríguez.

La reunión entre Lula y Maduro genera expectativa, luego de que Brasilia enviara una comisión diplomática a Caracas esta semana para «normalizar las relaciones entre ambos países».

La distancia con Venezuela privó en la gestión Bolsonaro.

El ultraderechista desconoció la autoridad de Maduro a quien calificaba de dictador. En su lugar reconoció al opositor Juan Guaidó como presidente interino y cerró las instalaciones consulares de Brasil en el país caribeño en 2020.

Brasil busca volver a la región «con espíritu de diálogo, de concertación», comentó Arslanian, refiriéndose a los desafíos de alinear políticas regionales en materias como medio ambiente.

Aunque fuentes del Planalto confirman que el encuentro ocurrirá el martes, Itamaraty informó que la reunión, pedida por Maduro, puede verse afectada por la agenda de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que transcurre ese mismo día.

– «Simbolismo claro» –

La séptima cumbre de la Celac, que reúne a 33 países de Latinoamérica y el Caribe, servirá como telón de fondo para recibir de vuelta al líder de la izquierda latinoamericana en la escena regional, tras su espectacular regreso al poder.

El bloque fue creado en 2010, a instancias de Lula cuando culminaba su segundo mandato, y la región presenciaba una ola de gobiernos de izquierda.

En 2020 Bolsonaro, duro crítico de la izquierda, suspendió la participación de Brasil alegando que el organismo «daba protagonismo a regímenes no democráticos como los de Venezuela, Cuba, Nicaragua».

En consecuencia, Brasil no participó en la sexta cumbre en 2021 en México.

La Celac «estuvo subaprovechada», comentó Arslanian este viernes. «Ahora hay un espíritu de urgencia de retomar esa relación».

La prioridad de Lula será «retomar los lazos con América Latina, región esencial para Brasil pero que fue relegada a segundo plano» por Bolsonaro, opina el profesor de política externa brasileña en la Pontificia Universidad de Rio de Janeiro, Joao Daniel Almeida.

Lula quiere «mostrar que Brasil está de regreso» y «enfatizar la cooperación económica» en la región .

«Hay un simbolismo claro de la prioridad que tiene para nosotros la integración latinoamericana y suramericana», dijo Celso Amorim, asesor especial del presidente y excanciller de Lula en sus dos primeros gobiernos (2003-2010).

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) culminará su gira el miércoles en Montevideo, en donde se encontrará con su par uruguayo Luis Lacalle Pou.

Se espera además que visite al amigo y expresidente José Mujica.

AFP.