EVTV
EE.UU

Magnate de los casinos Wynn demandado por EEUU por actuar como agente de China

El Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó al magnate de los casinos de Las Vegas y Macao, Steve Wynn, para obligarlo a registrarse oficialmente como agente del gobierno chino.

Wynn, fundador y exdirector ejecutivo de Wynn Resorts, actuó en nombre de Pekín en 2017 cuando se reunió con el entonces presidente Donald Trump y con altos funcionarios de la administración en un esfuerzo de China por obtener la custodia del magnate exiliado Guo Wengui, dijo el departamento.

Guo era buscado en China por fraude financiero y otras acusaciones, pero era cercano al asesor de Trump Steve Bannon, apoyando el negocio de medios de Bannon y otras actividades, y había pedido asilo político en Estados Unidos.

El Departamento de Justicia dijo que en junio y agosto de 2017, Wynn contactó a Trump y cenó con él para transmitirle la petición de Pekín de que Estados Unidos cancelara la visa de Guo o que lo expulsara del país.

«Wynn participó en estos esfuerzos a petición de Sun Lijun, entonces viceministro del MPS», dijo el Departamento de Justicia, en referencia al Ministerio de Seguridad Pública de China.

En aquel momento, la empresa de Wynn era propietaria y operaba tres casinos en Macao, la mayor meca del juego de Asia.

El Departamento de Justicia alega que Wynn llevó a cabo las peticiones de Sun «por el deseo de proteger sus intereses comerciales en Macao».

Dice que se informó a Wynn de que tenía que registrarse como lobista para China bajo la Ley de Registro de Agentes Extranjeros, pero se negó a hacerlo.

Wyne fue reclutado en el esfuerzo de cabildeo en parte por otro acaudalado hombre de negocios estadounidense, amigo de Trump y exprincipal recaudador de fondos republicano, Elliott Broidy, quien en 2020 se declaró culpable de violar la Ley de Registro de Agentes Extranjeros.

Wynn, de 80 años, se vio obligado a renunciar a su cargo de director general de Wynn Resorts en 2018 en medio de acusaciones de mala conducta sexual.

En septiembre, la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos ordenó a tres empresas propiedad de Guo que pagaran 539 millones de dólares en multas para resolver los cargos por ventas ilegales de criptodivisas.

AFP.