EVTV
Destacados

Marco Rubio asegura que hay funcionarios de Maduro buscando salvarse de acusaciones por crímenes de lesa humanidad

Marco Rubio en Entrevista exclusiva para EVTV

Estados Unidos sigue firme en su posición con respecto a Venezuela, a pesar de las excarcelaciones o de la liberación del ciudadano Joshua Holt, la política hacia Maduro se afianza en mantener sanciones individuales e implementar más de ser necesario. Lo dijo Mike Pompeo, Mike Pence y lo reitera Marco Rubio, senador republicano. “Hemos llegado a un momento en que los abusos son tantos que ya es necesario actuar. Si un País no se va a manifestar en contra de la dictadura de Venezuela, eso va a tener un impacto negativo en la relación con los Estados Unidos” expresó Rubio en exclusiva para nuestra enviada especial a Washington, Carla Angola.

Para el Senador las excarcelaciones las Saluda por quienes salieron de sus centros de reclusion sin embargo cree que no son reales porque no tienen garantías. “Nicolas Maduro le dijo a su círculo que todo iba a cambiar después de las elecciones del 20 de mayo, y pore so las excarcelaciones, pero es mentira todo va a ser igual”, expresó Rubio y destacó que “dentro del grupo que lo rodea hay muchas dudas sobre él, hay arrestos de militares, en este momento hay docenas de funcionarios del gobierno venezolano que están amenazados por las sanciones y por acusaciones de crímenes de lesa humanidad, que son de por vida, se les esta acabando el tiempo, Maduro no termina bien”.

Las sanciones ha funcionarios del régimen, desde los Estados Unidos van a seguir, sin embargo, Marco Rubio destacó que Maduro “es la sanción más devastadora en Venezuela. Estamos viendo la quiebra total de la economía, la producción petrolera ésta cada vez más baja y no es por las sanciones, ellos han hecho esto”.

El caso de Joshua Holt podría tener implicaciones legales según las leyes federales estadounidenses, el senador Rubio destacó que las revelaciones de Holt sobre las torturas que recibieron él y su esposa en la sede del SEBIN, en el Helicoide, podrían considerarse como delitos en una corte por “imponer por torturas a un ciudadano estadounidense”.