EVTV
Coronavirus

Médicos en Colombia piden conciencia y medidas drásticas

“El estrés siempre está latente. Realmente, el temor siempre está latente”, indica Natalia Macias, una médica colombiana que, aunque ya recibió la vacuna, dice que la situación no deja de ser preocupante.

Trabaja en las Unidades de Cuidados Intensivos, neurológica y hospitalización de área COVID-19 del Hospital Cardiovascular de Cundinamarca, lo que agita más su día a día.

“No vemos solamente pacientes COVID, sino pacientes de otras patologías. Entonces, si estás de turno en el área COVID, pues es complejo para ti, para llegar a tu casa, para tu familia, para los otros pacientes y, obviamente, pues eso incrementa muchísimo tanto el miedo como la ansiedad en el ambiente laboral”, le contó esta médica epidemióloga hospitalaria a la Voz de América.

En Colombia, el total de casos de coronavirus se elevó a 2.479.617 y se reportaron 243 fallecimientos más por COVID-19, llegando a un total a 64.767, registrando la cifra más alta por muertes en dos meses.

“Estamos llegando ya al tercer pico de la pandemia. Esto era algo que veíamos que iba a venir porque lamentablemente la ciudadanía no ha colaborado y se ha relajado y, uno entiende también el afán de la gente de ir a buscar su sus ingresos, pero también ves que la gente ha estado en fiestas y en reuniones, y no cuidándose, que es lo que más nos tiene preocupados. Y ese es el motivo de este tercer pico”, explicó el doctor Roberto Baquero, presidente del Colegio Médico Colombiano.

La situación ha llevado a los médicos a hacer un llamado para que se incrementen las cuarentenas y las personas sigan cuidándose en casa.

“En el primer pico teníamos disminución como de otras patologías en general. Ya en este pico nos ha llamado la atención que la capacidad de las UCIS está bastante ocupada, dado que hay otras patologías que han ido aumentando, que requieren también hospitalizaciones, y pues en el tercer pico han aumentado muchísimo más los casos”, cuenta la doctora Natalia.

La Asociación Colombiana de Medicina Interna ACMI pidió el fin de semana endurecer las medidas restrictivas y el confinamiento en áreas donde la situación es más crítica, debido al incremento de casos y a la situación del personal de sanidad.

Entre las recomendaciones propuestas se encuentra la implementación de un confinamiento total de la población por 14 días en las regiones de mayor mortalidad por el virus.

Al respecto, Baquero opina que es apropiado este confinamiento, puesto que la población no está tomando la debidas precauciones. “La única manera que estamos entendiendo es que nos encierren y eso es lo que uno pide este tipo de cuarentena para tratar de contener este pico, mientras avanza el nivel de vacunación en el país”, sostiene.

Situación de los médicos

“Nosotros hemos hecho muchos llamados de atención sobre las maneras de que nos tiene laborizados, son unas maneras que no le dan a uno ninguna seguridad. Y lo que se ha mostrado el personal médico es un compromiso total de atención”, expresó.

A eso se le suma el cansancio físico y mental, señala, además de la frustración de sentir que la ciudadanía no está colaborando.

“Un llamado a que todos, por favor, nos sigamos cuidando… Tenemos que salir todos juntos de esto, pero todos tenemos que ayudar. Esto no es que sólo unos ponen y otros no, todos ganan, no… esto es todos ponemos y todos trabajamos para que esto siga, podamos salir adelante”, dice el doctor Baquero.

Para el médico, es lamentable los casos de mortalidad y de incapacidad de médicos que han padecido el virus.

Según informó el lunes el Instituto Nacional de Salud (INS), en Colombia 52.772 profesionales de la salud han sido contagios con COVID-19 y 250 han fallecido.

La doctora Macias enfatizó en que la vacunación no debe permitir que la sociedad se relaje. “Es lo que más nos asusta, en este momento, que en muchas ocasiones o muchas personas piensan que por existir la vacuna o por estar la vacuna vigente quiere decir que no corremos el riesgo de infectarnos o que no corremos el riesgo de lograr infectar a alguien más… Además que la cobertura de la vacuna, ahora también nos preocupa un poco, dado que quisiéramos que tuviera un alcance mayor, a una velocidad mayor, para que pudieran vacunar muchas más personas”.

Por eso, dice, es preciso que las personas sean más conscientes: “Creo que somos nosotros mismos los que tenemos que tener la capacidad de aceptar la situación, de saber por lo que estamos pasando y de poner un granito de arena”.

“Sabemos que es duro, es que tenemos un año, pero piensen, por favor, todos esos médicos que han estado y todo ese personal de salud que ha estado en esa primera línea de atención, que ya están cansados y están rendidos porque no ha habido reemplazo (…) muchos han tenido que parar, porque la verdad las secuelas que ha dejado esto en algunos ha sido muy grave”, concluye Baquero.

Con información de Voz de Amérca